Los farmacéuticos de Andalucía han recurrido y van a informar al Parlamento Europeo sobre lo que está ocurriendo con las subastas de medicamentos que hace la Junta. Y van a decir que los famosos “genéricos” adquiridos en aquellas, puede que ahorren el dinero que se despilfarra por tantos agujeros pero que, desde luego, no son ni idóneos ni, en ocasiones, resultan inocuos. Su presidenta y portavoz sostiene en público, además, para quien lo quiera escuchar, que esos remedios de pobre “producen desigualdad”, una denuncia que rechina en boca de una boticaria íntegra y más todavía sobre la coraza de los colectivistas. ¿Dará la Junta marcha atrás como ya la ha dado en otras ocasiones? Puesto que corregirse es de sabios, no estaría mal, pero de comprobarse esta denuncia sería preciso que se revisaran también las responsabilidades políticas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

limpiar formularioMostrar los comentarios de la entrada

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.