Atónito me quedo ante el riguroso informe de Stella Benot sobre la decisión de la Mesa del Parlamento autónomo de elegir por sí misma a los letrados de la Cámara aparecido ayer aquí mismo. Y no porque me sorprenda una alcaldada más de sus biempagadas Señorías, sino porque resulta por completo desconcertante que el PP se haya sumado en esta ocasión a una iniciativa que, de confirmarse en todos sus términos, no sería más que un comodín en manos de la arbitrariedad interesada del “régimen” y sus socios. ¿Cómo apoyar que los aspirantes a letrados sean escogidos por los propios diputados y que sea la Mesa la que los entreviste por su cuenta y riesgo al margen de lo dispuesto en el Estatuto? Stella dice que lo ignora. Algún letrado al que consultó, también.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

limpiar formularioMostrar los comentarios de la entrada

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.