Para concelebrar el 25 aniversario del expolio de Rumasa, la Justicia española no ha encontrado mejor expediente que reequilibrar su mítica balanza contrapesando con unos estafadores mimados el peso de conciencia que, en el otro platillo, ejerce el espectro victima de Rumasa. De manera que se libera a dos estafadores condenados por el Tribunal Supremo, al coste prohibitivo de modificar la doctrina de la prescripción –¡y lo que hubiera hecho falta!– y hasta se les permite conservar lo afanado –los 4.000 millones de pesetas que fueron el fruto de su estafa– consagrando muchas cosas pero una sobre todas ellas: que el Tribunal Supremo ya no lo es, reducido como queda a una mera instancia intermedia entre las inferiores y el Tribunal Constitucional. ¿No se planteó hace poco en Andalucía “devolver” a los herederos de un cohechador el maletín millonario intervenido por la policía? Así vamos cuando se cumple un cuarto de siglo del expolio de Rumasa y los expoliados siguen sin recibir un duro del Estado expoliador pese a haber ganado el pleito en Estrasburgo por “violación de dos Derechos Fundamentales” tras el decretazo que les privó del de reversión sin indemnización alguna, y nada menos que tras 209 procedimientos ganados en el TSJM y luego en el  TS, más el que hubo se seguirse a continuación sobre el conjunto del ‘holding’. La crónica de lo que ocurrió después no vamos a repetirla: tasaciones que se han demostrado (judicialmente) ridículas, reflotación con dinero público de empresas infravaloradas en beneficio de algún amigo del Presidente y, en definitiva, la evidencia de que con Ruiz Mateos lo que el Gobierno de González buscó no fue más que un paripé de socialismo expropiador que, sin duda, contó con las bendiciones del sanedrín financiero al que inquietaba un “emprendedor” que disponía ya de 700 empresas y empleaba a 65.000 trabajadores sin contar los 300.000 indirectos que de hecho sostenía. El Estado se adueñó por las bravas de todo ese universo para acabar malbaratándolo una vez logrado el efecto demagógico. No creo que exista un caso similar en Europa. En España, en cambio, a estas jodidas alturas, sigue luciendo como una singularidad.
                                                              xxxxx
Ruiz Mateos y Cortinas, la víctima y los privilegiados. Aquel, reducido a una leyenda que no se compadece con su espectacular recuperación empresarial; éstos simbolizando el privilegio de una “beatiful people” sin escrúpulos, incluso tras su probada delincuencia, en términos tales que hasta un fiscal del Estado partidario de la aplicación circunstancial de la Ley, no ha tenido más remedio que alzar su voz indignada. Oiga, y ¿por qué no hay fiscal ni magistrado que la levante exigiendo que se culminen de una vez las retasaciones de Rumasa y se proceda sin más demora a indemnizar a la familia expoliada por el mismo Estado que tenía como primera obligación protegerla? ¿No cabría, incluso, que alguien pidiera cuentas al Gobierno por lo sucedido con Galerías Preciados, con el Banco Atlántico o con la finca La Almoraima? Ah, no, me olvidaba: todo eso habrá prescrito ya y si no hubiera prescrito, siempre nos quedaría el TC para amoldar doctrinas aunque fuera invadiendo las competencias del TS. Antier decía la Vicepresidenta que estas cosas “pueden provocar cierta inquietud al dar la sensación de que puede haber dos tipos de Justicia”. ¡Que “puede haber”, dice la señora! ¡Noshajodío! Ahí está Ruiz Mateos, no sé si como un Cristo o como un Dimas, coronando este Calvario de arbitrariedades, de atropellos y de cambalaches, que el Estado conjura con un recurso infalible: el silencio. Y ahí están los Cortina,  encantados con esa Justicia que será ciega pero que sabe divinamente a quien atracar con el trabuco leguleyo y a quien prestarle su propia montura para que burle a los migueletes tras el atraco. 25 años. Ruiz Mateos sí que está en su derecho de decir que la Justicia es un cachondeo.

27 Comentarios

  1. So constancia es comparable a su coherencia, peor tenga cuiadado, hijo, porque estos mercenarios no dudarán en acusarle de cobrar de Ruiz Mateos.

  2. No veo el problema en ello, padre cura, pero además me figuro que oyó usted a Zapatético descalificar a la derecha por recurrir a un líder como Pizarro que «sabe tan poca economía» a pesar de cobrar tantos millones. Vea la miseria a donde puede llegar.Anda que si habláramos de las fortunas del PSOE. ¿O hemos de creer que Chaves apenas tiene un par de milloncejos de pesetas en su cuenta?

  3. Lo que yo censuro a Ruiz Mateos es no tirar dela manta, no contar en público (de perdido, al río) lo que ese hombre tiene que saber sin más remedio de las finanzas ocultas de tantos líderes y aliados del PSOE, empezando por González, hoy asesor del primer cacique americano, como ayer cómplice de la venta de Galerías a su amiguete Cisneros. ¿Tenemos que creernos a la fuerza que estos Tempranillos se dedican a hacer ricos a los demás olvidados de sí mismos?

  4. Impecable el razonamiento jurídico. El TS está tocado de muerte pero el TC es un gallinero escandaloso y previsible. Lo que dice gm de Rumasa es cierto e indignante, con independencia de quién sea el expoliado y de lo que hubiera podido hacer.

  5. ¿Qué hay de cierto en eso de que el maigo del Rey, o sea, el sr. Prado Colón de Carvajal ha escrito un libro que inmediatamente ha sido destruido en el fuego? Si es verdad, la anterior pregunta sobre los posibles secretso de Ruiz Mateos se contesta sola. No se si muchos blogueros siguen creyendo en serio que vivimos en una democracia, peroyo cada día lo creo menos.

  6. Está muy visto y es conocida su amistad con el señorito de Jerez al que el PSOE puso en su sitio, no tengo más que decirle.

  7. Muy señor mío, no es que no tenga más que decirle, es que no le ha dicho nada a este hombre honrado. ¿En su sitio? ¿Es que no sabe sumar tampoco? Sume los pleitos ganados por Ruiz Mateos (relea la columna, por favor) y luego diga lo que tenga que decir.

  8. Realmente la historia de Rumasa, que gm describe y resume con rigor, es un escándalo. Todo lo que ha pasado y lo que dejó de pasar, lo que tardó en rseolver, la inexplicable indiferencia con que ahora se vela demora en ejecutar lo decidido. Una pena. Hay muchos jueces que comparten este criterio, completamente al margen de lo que puedan pensar delpersonaje «expoliado».

  9. Siento gran pena por cómo va la campaña, por el ruido de la canalla, por los trucos y ruindades que se dejan caer. Lamento decir que, sobre todo, por el lado zapatético, aunque hay que ver el papel despreciable que está haciendo Mr. X, el de los GAL y las Rumasas.

  10. El fracaso de las nacionalizaciones de Mitterand se ha tratado de reconduir en Francia con bastante acierto, pero todavía están pagando los franceses aquella factura. Aqu´´i no pagan estos tíos ni con el cobrador del frac.

  11. Me sorprende que se está hablando sólo sobre Rumasam cuando lo que hace jagm es comparar lo que le están haciendo a Ruiz Mateos con lo que le ha regalado a los primos Cortina (con minúscula, por cierto, en el periódico impreso). Esta Justicia está tocando fondo. Sólo arreglar el TC les va a costar lo que no tienen.

  12. Creo que hay alguna confusión al referrise a las funcioines de TS y TC, pero en el fondo hay que rendirse a la evidencia y reconocer que el columnista lleva razón: si no quieren que el TS sea supremo, que lo legislen así, y si creen conveniente que el TC –elegido a prorrata por los partidos, o sea, inútil de origen– asuma funciones de casación, q

  13. …que cambien la Constitución. Así no se puedeseguir. Ese comentario es hoy general entre los jueces.

  14. Por lo visto , lo de Rumasa, era como los Templarios, o más cerca de nosotros, lo de Putín que metió en chirona y despojó a unos cuantos magnates que le hacían sombra por la magnitud de sus recursos y de su poder. No sabía yo que el «affaire» Rumasa fuera tan escandalosamente injusta desde el punto de vista de la justicia.
    Por otro lado, es verdad que pienso que es peligroso que un solo hombre tenga tantísima influencia en el devenir de un pais, sea cual sea.
    Rebajar a Ruiz Mateos, si es verdad que tuviera tanta influencia y poder, era necesario. Pero por lo visto aquí lo hicieron porque éste no quería saber nada de los socialistas, no por el bien de España. Lo normal habría sido que el Estado se adueñara de todos sus bienes, los conservara, los administrara prudentemente, y no que los vendiera a estos u aquellos amigos o clientes.Y finalmente, los devolviera si la ley no les daba la razón.
    ¿Qué es de ese hombre? ¿Murió o sigue vivo?

  15. Qué gran atraco «legalizado» a la ligera, como con ese «decretazo» del que jagm, gran memorión, se acuerda bien. Comparado con el regalo a los Cortina, en efecto, esta es la mayor cacicadaque se ha perpetrado en una democracia. Y desde luego cuesta imaginar en algún país europeo un ataque semejante (e impune) a uno de sus mayores «holding».

  16. Este Hombre, cada año, obvia la astracanada aquella de los tricornios y las zancadillas del genuino 23F -con tantos cabos sueltos ‘in aeternum’ y tantos implicados como van desapareciendo por ley natural de aquel susto, que fue bien grande y hasta se cobró sus calzoncillos embarrados- y nos recuerda el de dos años después, cuando en aquella borrachera de votos, los nuevos señoritos, ebrios de soberbia, se orinaron y ‘lo otro’ en el hoy tan desportillado jarrón de las garantías constitucionales.

    Creo que, como cada año, una servidora también puntualiza que RuizMa intentó ser el banquero del PSOE y el partido de los cien años de honradez, y ni un minuto más, le salió batracio. El opusdeino, para quien debio inventarse la catacresis de ‘ingeniería económica’, no era, ni es un ejemplo de virtudes financieras. Se ve que san Escrivá se pasó con lo del cilicio, pero en su machista concatenación de etopeyas camineras no incidió lo suficiente en el quinto mandamiento. Puesta a elegir, bajo mis pulgares para ambas partes.

    A mi dilectísima doña Sicard: el señor Ruiz Mateos, con casi ochenta años sigue vivo, aunque no creo que coleando. Con el dinero que prestidigitó y almacenaba en sabe Dios qué sucias covachuelas, ha creado un nuevo imperio algo jibarizado que se llama Nueva Rumasa y que permite que su amplia prole siga viviendo como los dioses.

    Sociata 2, amor, ¿por qué no te vas a mamarla a Parla, donde serías cola de ratón, pero bien recibido?

    Coletilla dos. Glez o señor X, escojan, ha dado el más perverso ejemplo de cómo puede degenerar un ser humano. De defender a los obreros en la dictablanda ha pasado a ser multimillonario sin remordimientos en este esperpento de democracia. Hasta se va a permitir, según parece, ir a dar mítines a la Sevilla donde si tuviera algo de dignidad y/o vergüenza, no volvería a poner los pies.

  17. No es éseel tema, me parece a mí. Lo que plantea cada año jagm es el expolio de un ciudadano (me gustaría saberpor qué madame Sicard cree inconveniente tanto poder económico en un hombre, cuandi en su país tiene ejemplos mucho más graves) por parte del Estado. Y ya no cabe disentir de gm cuando dice «expolio»porque ese centón de sentencias acreditan que Ruiz Mateos fue expropiado sin base jurídica, con malas maneras y pésimos números. El asunto no está, entonces, en si nos parece mejor o peor que lo expropìaran, sino en que el ejemplo de su expolio vale para todos. Lo que jagm quiere decir, me parece entender, es que un solo ciudadano expoliado destruye la legitimidad profunda de un Estado, sobre todo si éste se niega a enmendar el yerro tras el pronunciamiento de los jueces.
    En cuanto a la leyenda del coqueteo inicial de R; con el PSOE, dígame quien lo sepa en qué se funda. Más lógico es lo que la columna sostiene:que se eligió a Ruiz Mateos porque era un «parvenu» entre la case financiera. Seguiría pero abomino de las intervenciones largas.

  18. Ustedes sigan discutiendo pero algún día Ruiz Mateos logrará que lepaguen, a él, a sus hijos o a sus nietos, y ese día nosotros, nuestros hijos o nuestros nietos tendremos que soltar denuestro bolsillo la cuota que nos toque de esos legendarios BBBBBBillones, con be, que se diceque le adeuda el Estado, o sea, nosotros. Gnlz./Sr.X, Boyer y compañía tenfrám que pagar también pero cualquiera sabe lo que habrán cobrado antes.

  19. RMateos fue la víctima de un «estado mayor» bancario que no soportaba su competencia no poco alocada pero efectiva. Daba intereses muy superiores en sus bancos y eso inquietaba a los «compinchados». Un PSOE que no sabía qué hacer para «identificarse» aprovechó la ómplicidad de los barones de la banca para dar un «ejemplo» con él. Miles de trabajadores se quedaron sin trabajo pero amigos de González se pusieron las botas.
    Como alguien dijo esta mañana sería fantástico que Ruiz Mateos se decidiera a contar lo que debe de saber.

  20. Lo de los Cortinas es peor si cabe, porque el que se tiene por Tribunal MÁXIMO, llamémosle así, los ha confirmado estafadores y reconicido su botín permitiéndoles, no obstante, llevárselo a casa en libertad. La sra. Vicevogue no tiene vergüenza, pero eso no es novedad. No olvidemos que ella anfduvo por medio tramando el cuento del «Capitán Khan» y la captura de Roldán.

  21. No hay contradicción, mi don Pantagruel. Está escrito -otra cosa es que yo sea capaz de aportar bibliografía- que hubo un acercamiento previo al 82 de RM, que efectivamente era un outsider en aquella banca, de la que siguen muchos escualos vivos, hacia el Psoe. Al menos, él intentó ser ‘el banquero de los socialistas’, tan demagogo y chufla como éstos. Otra cosa es que marró.

    Aquello fue una auténtica merienda de negros -por muy incorrecta que resulte la expresión- pero en este caso el negro no era mucho mejor que el/los negreros. Es mi teoría. (Y no pasa nada por extenderse un poco).

    La puntualización de mi don Historiador es de ‘cum laude’.

  22. Gracias a Bachillera , Pantagruel y muchos otros por sus aclaraciones y opiniones.
    Yo diría que también en Francia o en cualquier pais es peligroso que un señor o un grupo tenga mucha y tanta importancia economica, (lo cual significa tambien poder)porque defenderá sus intereses propios que mas tarde o más temprano terminarán por chocar o con divergir de los intereses del pais.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

limpiar formularioMostrar los comentarios de la entrada

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.