He seguido con interés la polémica provocada por el error manifiesto en que incluso este periódico incurrió, arrastrado por la lógica de Ayuntamiento sevillano, al confundir al general Merry Gordon con su padre, el general Merry Ponce de León, ahora apeado por los sectarios de la “memoria histórica” para poner en su lugar a Pilar Bardem, esa musa de la discordia. Para empezar diré que estoy convencido de que todos estos movimientos sobre el tablero político no tienen otra finalidad que la de distraer al observador de los problemas reales y acuciantes del juego, en nuestro caso, de la crisis económica y social que amenaza con hundirnos –ya veremos con qué consecuencias y posibilidades de rehabilitación– en la miseria relativa y, en muchos casos, absoluta. En ningún país se entretiene el personal cambiando rótulos a setenta años de los acontecimientos y, desde luego, lo que no tiene pase es que esos cambios se produzcan con una intención sectaria y revanchista que nada aporta y mucho confunde, contribuyendo a perpetuar y, en nuestro caso, a reanimar un conflicto sobradamente desvaído por el paso del tiempo. Yo no estoy de acuerdo con ciertas versiones seráficas del famoso general Merry Gordon que, aunque asistidas del derecho de réplica, se han sucedido en estas páginas, pero me parece que ello no justifica que se confunda –¿deliberadamente?—a quien se insinúa, ignoro con qué fundamento real, que pudo mantener el 23-F una actitud golpista, con su padre, un militar de los de Cuba y africanista luego, que si se sumó a los rebeldes en el 36 –como se sumó—lo cierto en que lo hizo “sin mando”, es decir, a título simbólico. Merry fue, en todo caso, el envés de la medalla cuyo haz hiriente es hoy Pilar Bardem. Lo digo cara a cara desde la izquierda, convencido de que la España que todos decimos querer resulta incompatible con fanatismos sea cual fuere su color.

 

En cuanto al Ayuntamiento de Sevilla, el error es más imperdonable aún, toda vez que una simple ojeada a la “Historia de las Calles de Sevilla” publicadas por sus propios servicios lo hubiera sacado de dudas a los rencorosos. Aunque tal vez no haya entre esos promotores el menor interés por la verdad histórica, en la medida en que la Historia es para ellos –legos por lo general en sus arcanos—un mero instrumento para zaherir y una razón para el rencor. Un periódico ha podido equivocarse. Lo grave es que un Ayuntamiento induzca a error de esa manera y maneje como cristobitas nombres y apellidos a mayor gloria de su inicuo revanchismo. Por mí, quede claro, como si ponen a la Bardem en lo alto de la Giralda. Con lo que no transijo, como mucha gente, es con la utilización sectaria de la memoria ni con el estúpido fanatismo de partido.

13 Comentarios

  1. Sin tanto tiempo como otros, dejé para hoy comentar la preciosa y digna columna de ayer que protestaba contra la humillación de la “estrella fea” y la propuesta inmoral de los pornoindustriales. Quede ahí. Cuando aún ejercía (estoy en excednecia por necesidad) comprobé esta tendencia cruel de la humanidad que en oficios y negocios se ve mejor porque se ve más de cerca. Ayer me conmoví leyendo el comentario de jagm.

  2. Desdde la izuqireda dice gm que habla. Lo van a poner a caldo pero él suele pasar impertérrito engtre las llamas. En cuanto a mí, suscribo modestamente el artñiculo de cabo a rabo, y añado por mi cuenat una sobrada ración de desprecio a los “rencorosos” y quitacalles.

  3. Querido JAGM, he perdido tu dirección de e-mail!.
    Pero lo prometido es deuda, y aprovecho esta ventana para mandarte la referencia que te mencioné anoche:
    Título: Incertidumbre. Autor: David Lindley. Edit. Ariel.
    Y para completar la lista que aparece hoy en El Mundo sobre diez lecturas para saber de Ciencia, además de la anterior, y en mi opinión, son más imprescindibles estos dos:
    Título: El Enigma de Fermat. Autor: Simon Singh. Edit Planeta y Título: Lo que queda por descubrir. Autor. John Maddox. Ed. Debate.

  4. Valiente, a contracorriente, que es lo suyo, justo, verdadero. Lo que no sé es por qué se incomoda en constetar a esta manta de rateros. No se lo merecen. Me ha gustado m ucho la distancia que toma respecto de la carta de la hija y de la del general Esquivias —sin nombrarlos–. Era necesario, a mi juicio y al de mucho de los que conocieron a aquel personaje.

  5. Voy a obviar la corteza del asunto en un intento de acudir a las raíces, algo más profundas que ramas y hojas. En las últimas elecciones municipales, la Pezoe, fue el segundo partido más votado en Sevilla, imagínense cuál fue el primero. Su muleta o bastón para poder mantener el momio al no alcanzar mayoría absoluta, fue la llamada Izquierda Undida, que obtuvo 3 concejales. (Gracias a la nefasta ley electoral, el poco nacionalista Partido Andalucista con 13.000 votos no obtuvo concejal, aunque los bolcheviques con 25.000 sí obtuvieron los referidos 3). Y digo bolcheviques porque al menos el primer teniente alcalde, el tío de la pipa, rancio personaje, amigo ideológico de Cuba y de los langostinos tres equis ele, es un comunista stalinista a la antigua usanza, que manda por supuesto más en el Concejo que los 15 ediles de la Pezoe, incluido el raboalcalde. (Permítanme un detalle definitorio: el comunista es practicante o ATS a la antigua y su hermano, psiquiatra. En algún momento, el artista hizo algún curso de Salud Mental, o al menos consiguió el titulillo, por lo que en su blog o pa´gina personal se autointitulaba como Psiquiatra. Cuando lo leí, inmediatamente escribí un comment aclarando que siendo ATS no se podía ser Psiquiatra. Adivinen qué hizo: borró en cuanto lo leyó, o se lo leyeron, mi comment y corrigió su perfil, definiéndose como Técnico en Salud Mental. Es paradigmático el ejemplito para definir al personaje).

    Este mozo es quien urde la trama del nuevo callejero. No le bastan los escándalos monetarios que abruman a sus siglas municipales, los chiripitifláuticos discursos con los que define su vaciedad, tiene que dejar claro que, con su pedantería de papel albal, es quien corta el bacalao o dosifica la panceta y el chorizo criollo hasta en las barbacoas de su particular adosado.

  6. Dura y brillante toma de posición ante este lamentable asunto de la vuelta al pasado y la reapertura de la gusanera histórica que es el rasgo más reconocible del zapaterismo aunque esté siendo explotado por los radicales sin conciencia de IU. Graciosísimo lo de la Bardem en lo alto de la Giralda, que todo se anadrám mquién sabe, y muy discreta y fina la manera de tratar el problemático perfil de Merry, en efecto, idealizado por esos defensores explicables que han precedido en el periódico a esta columna.

  7. No les pida a esos que lean ni consulten ningún libro, hombre, ni espere de ellos digna discreción a la hora de mirar hacia atrás. Comprendo, desde luego, su indignación al ver las cosas que están ocyrriendo en este país nuestro con el consentimiento cuando no con el estímulo del Poder constituido. Su engallamiento de hoy le honra. El de los “quitacalles” los retrata.

  8. No estoy muy versado en leyes, ni poco, pero me suena que hay una ley que prohíbe bautizar calles con los nombres de personas vivas o que lleven menos de diez años en le camposanto. Corríjanme si me equivoco.

    Lo que pasa en España es que nadie se ocupa de que se cumplan las leyes y por la tanto cada cual hace de su capa un sayo y allá penas.
    Si se cumplieran a rajatabla una o dos docenas de leyes básicas sobrarían todas las demás y por supuesto los que las elaboran.

  9. No es exactamente así, don Griyo, pero aunque lo fuera, tampoco estamos protestando porque se le quiete una calle a un personaje que no es ningún ejemplo (sanjurjada, 18 de Julio…), sino de que se le releve revanchistamente para poner en su lugar a una profesional del halago político al Gobierno. Eso de “musa de la discordia” que acaba de acuñar jagm merece el bronce o el mármol.

  10. Justa y necesaria puntualización, medida crítica, toda una lección de entereza cívica. ¡Con lo fácil que le se´ría a este hombre callarse! Pues nada, incluso si ha de reconocer el error de su periódico, no se corta y cumple con su papel.

  11. Ya sea con el ejemplo del comment de hoy o con la imagen de esa flota de carros de alta gama, pagados con el dinero de los contribuyentes, que esperaban a que los carguitos terminaran el ágape montado para la inauguración del metro sevillano, ¿crisis?¿para quién?, la política de este país está como para tirarse de un tren en marcha.
    Me da igual el color del carné, pero digo yo que algún día tendrá que parar esta simbiosis de golferío caciquil y cutrerío chabacano.

  12. el aprovechamineto de la incultura general es hoy en dia desde el punto de vista politica un arma desalmada y rencorosa que nada va a aportar al interes publico. un saludo Don Jose ANTONIO

  13. Te dejo fragmentos de dos noticias de ABC, para esclarecer un poco:

    >>>
    el acta que otorgó la calle al general Merry y Ponce de León lo vinculó al franquismo y, concretamentea «su actuación en el glorioso alzamiento nacional», según reza literalmente en ese documento de 1971.
    >>>

    >>>
    el citado año se abrió expediente de rotulación de una calle en Sevilla con el nombre General Merry constando en dicho expediente que se le concede al General Merry y Ponce de León.
    >>>

    >>>
    En 1927 asciende al empleo de general de brigada, siendo destinado para el mando de la Brigada de Caballería núm. 2, hasta la proclamación de la República, que queda disponible forzoso. El 10 de agosto de 1932 se subleva en Jerez de la Frontera con el general Sanjurjo, siendo detenido más tarde y arrestado en el Castillo de Santa Catalina. Al iniciarse el Alzamiento Nacional se pone a las órdenes del general Queipo de Llano, en Sevilla, quien le confía diversas misiones, no obstante encontrarse el general Merry y Ponce de León en situación de retirado por edad.
    >>>

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

limpiar formularioMostrar los comentarios de la entrada

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.