¿Se va, no se va al PSOE, deja o no deja  IU la alcaldesa de Córdoba por la coalición? Demasiado tiempo deshojando la margarita presta a la democracia flaco favor porque reduce aún más la política al partidismo, el debate público a las incidencias personales o de esos grupos de influencia. Desde el PSOE se le tiende la alfombra roja y es natural, sobre todo porque ésa no parece mala vía para acceder al fortín cordobés, la incontestable fortaleza de izquierda fundada por Anguita, de otro modo dudosamente accesible. Otra cosa es que Aguilar busca la puerta grande y acabe viéndose obligada a pasar por el postigo. Puede Ser el precio de un transfuguismo blanco, pero transfuguismo al cabo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

limpiar formularioMostrar los comentarios de la entrada

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.