Polémica sobre la pandemia de transfuguismo en la provincia onubense. El PA, por boda de su secretario general, Julián Álvarez, sostiene que los ocho casos registrados recientemente en Huelva son obra del PSOE y éste replica, en palabras del gran autodidacta Mario Jiménez, que el será el PA el que tenga que explicar por qué se le van los ediles. Observen la simpleza del sofisma: los ediles se van porque los compran, y si no fíjense que no hay uno sólo (desde Aracena a Gibraleón pasando por Jabugo) que no salga ganando personalmente con el cambio. Algunos incluso se han inflado, pero además, carece de sentido negar la protección mientras se niegue en redondo la sanción política y no se haga público compromiso siquiera de que ninguno de esos trásfugas irá en las listas del PSOE en las próximas elecciones. Roma sí paga a traidores/as, por lo menos en Huelva, y a manos llena. Hagan un recuento de fugados y lo comprobarán.

1 Comentario

  1. En Gibraleón todos sabemos lo que ha pasado, quien lo ha organizado, quien se ha beneficiado. Lleva razón, estos tránsfugas no son más que la infantería del PSOE y no hay que ser del pp para comprender que O C H O casos de traición en tan poco tiempo son demasiados para no tener detrás la proteccción del partido que manda. Ya veremos qué pasa en Isla Cristina también y en otros lugares. Y si el votante es tan idiota como para votar la próxima vez a estos vendidos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

limpiar formularioMostrar los comentarios de la entrada

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.