¿Quién dijo que Roma no paga a traidores (tránsfugas, entre nosotros? Ahí tienen el caso de Valverde del Camino, el nombramiento de portavoz y teniente alcalde al tránsfuga Donaire que en legislaturas pasadas tildaba a Cejudo de fascista, pero que, tras salvarlo en la anterior, lo confirma ahora no sólo barriendo votos de IU para el PSOE con su propio transfugazo sino desmantelando de hecho la asamblea valverdeña de la coalición de izquierdas que en adelante no podrá ni hacerle sombra al PSOE. Donaire no es un tránsfuga cualquiera, hay que reconocerlo, sino un auténtico virtuoso de la triquiñuela política y de la búsqueda del interés propio al precio que sea, al que hay que recordar que Cejudo hacía expulsar de los plenos municipales arrastrado y en volandas por sus policías. Y Cejudo un intrigante consumado que, si engañó a los guerristas como los engañó, no es raro que se la dé con queso al más pintado. Dos clásicos, pues, de nuestra tradición caciquil en pleno siglo XXI. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

limpiar formularioMostrar los comentarios de la entrada

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.