La inaceptable rivalidad entre el Gobierno y las autonomías no se limita sólo a la “batalla de Madrid” sino que funciona también en Andalucía. No tienen más que ver a su delegada del Gobierno encogiéndose de hombros para renunciar al control de inmigrantes en cuarentena justo cuando la comunidad ve disparada su curva de contagios. Lo dicho: aquí, como en Madrid, “cuanto peor, mejor” es la consigna de este Gobierno de la nación compuesto de renegados mercenarios de la socialdemocracia, biempagados soviéticos, rebeldes antiespañoles y terroristas “normalizados”. Este cuasifederalismo imperfecto del Estado Autonómico está siendo puesto en almoneda con el único fin de mantener en nómina a una banda de espontáneos. Si España no se ha vuelto loca, desde luego le falta poco.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

limpiar formularioMostrar los comentarios de la entrada

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.