No es poco lo que las monarquías deben a las leyendas de los poderes de los reyes. Marc Bloch se ocupó de esas leyendas atribuidas a los reyes franceses e  ingleses, entre las que destacaba la de curar las escrófulas con la mera imposición de manos, pero es obvio que en el catálogo de imaginarias o reales potencialidades de los soberanos han de ser incluidas las derivadas de su propio trato. De Felipe II se cuenta que tan temible era su mirada que, en una ocasión, fulminó a un embajador en el salón del trono de El Escorial, hazaña inimitable incluso para el impresionante continente de Napoleón, aunque debe admitirse que fue a través de su trato, de su capacidad de empatía o su carencia de ella, como los reyes lograron fijar su perfil entre la gente. A Juan Carlos le urdieron una imagen de panfilismo, durante la dictadura, no sólo los republicanos sino también los falangistas pasando por los monárquicos requetés, imagen que se vino abajo la madrugada del 23F para la inmensa mayoría y que parece que el monarca anda dispuesto a liquidar dejándose ver, como dicen los banderilleros, sin perder los estribos o perdiéndolos deliberadamente. Porque supongo que hay que ser pánfilo, a su vez, para no ver en la visita a las ciudades españolas de África un justificado rentoy al Gobierno que parte el piñón con la satrapía marroquí, o en el zambombazo al dictador venezolano que le ha aplaudido, como se aplauden en el ruedo los quites bragados, lo mismo el sol que la sombra. De más están los tiquismiquis ultraconstitucionales y los escrúpulos protocolarios: el gesto del Rey –es decir del Jefe del Estado– mandando callar o poco menos a ese demagogo va a ser la vuelta de tuerca que le faltaba al tornillo sin fin de un rey impuesto que se ha dado traza y modo a legitimarse sentimentalmente en la opinión. No hay un solo político en España con el prestigio del Rey y menos que va a haberlos en adelante. Monárquicos o republicanos, todos y cada uno de ellos, tendrían que preguntarse el por qué.
                                                      xxxxx
De lo que no cabe duda es de que el acierto del Rey se beneficia de la alta demanda de autoridad que se percibe en un país en el que ni el Tribunal Supremo es capaz de hacerse obedecer ni el Gobierno parece interesado en ello, en el que los régulos regionales ondean cada día desde el adarve el pendón de la taifa y en el que no se respeta de hecho del rey abajo, ninguno. Las críticas ‘formales’ al borbonazo propinado al gorila van a poder poco, desde luego, con ese deseo masivo de dignidad democrática que siente la mayoría silenciosa y ante el que las sonrisitas zalameras poco han de poder a su vez, por supuesto, frente a un zafio autócrata como ése que pretende –sin que le digan ni pío las democracias que lo apoyan o sostienen– perpetuarse como tirano vitalicio. Quienes hemos criticado al Rey con dureza cuando ha sido menester estamos más legitimados para resaltar ahora la pertinencia de un gesto popularísimo que cuestionan, cogiéndosela con papel de fumar, ciertos fervientes soviéticos reconvertidos de pronto en adalides de la Constitución. El otro día en la tele lo que los españoles vieron es que ZP no podía con Chávez, que es lo normal que ocurra cuando se juega uno las cartas con un golpista estampillado, que si el Rey no tercia con su capotazo, el bruto ése acaba apabullando al doncel risueño con su estolidez chusquera y su poquísima vergüenza. Que se lo jama, vamos, como se está jamando a medio continente con sus soflamas cantinflescas y su utopismo insensato, anacrónico como un estafermo y simple como un sonajero, el puño alzado contra eso que él llama ‘Europa’ y el ojo guiñado a los terroristas de Irán. No digo yo que el Rey no actuara sino instintivamente pero sí que el instinto coincide a veces con la exigencia de razón. Así creo yo que lo ha entendido y valorado esa muchedumbre silenciosa que se acuesta monárquica y se levanta republicana, pero también viceversa.

21 Comentarios

  1. Para completar la respuesta de arriba, inserto una cita de Montaigne sobre las personalidades que juegan con dos barajas como es el caso del presidente ZP:

    En los Ensayos de Montaigne, Capítulo LIV “De las vanas sutilidades” aparece esa expresión: “Los sencillos campesinos son gentes honradas, y gentes honradas son también los filósofos, o conforme nuestro siglo los nombra, naturalezas fuertes y claras, enriquecidas con una instrucción amplia en las ciencias útiles. Los mestizos, los que no son sabios ni tampoco ignorantes, los que no quisieron permanecer a obscuras en punto a instrucción, pero que no pudieron llegar a la sabiduría, los que tienen el culo entre dos sillas (entre los cuales me cuento yo y tantos otros), son PELIGROSOS, INEPTOS, IMPORTUNOS; ESTOS SON LOS QUE TRASTORNAN EL MUNDO”. Por esta razón procuro yo acercarme cuanto puedo a los ignorantes, de quienes inútilmente intenté alejarme.”

  2. No coincido en que ‘el porquenotecallas’ haya arrancado el aplauso unánime del sol y la sombra. Al menos, esta humilde servidora -y no niego ni he negado nunca mi antipatía hacia lo monarco en general y hacia el actual Borbón reinante en particular- está aquí arriba en su grada barata, donde ya da demasiado, ay, la sombra, con los brazos cruzados y ni se me pasa por la cabeza echar mano al pañuelo para pedir la oreja del gorilón para el espada. Que a mi juicio, arrastra excesiva escoria para tan escasa blenda como prodiga. Aún vive Sabino.

    Ni lo del 23F me llegó a calar muy hondo ni a convencer del todo -y mira que he leído versiones de la epopeya, qué le vamos a hacer- ni ‘el porquenotecallas’ me ha sabido a otra cosa que al grito destemplado del señorito que no soporta que alguien no le haga el ‘rendez-vous’ y le musite el ‘sí, bwana’ a cada mínimo gesto.

    Por otra parte, la derecha simplona que padecemos seguirá siendo tan torpe que dejará que la izquierda requetedescafeinada que nos (des)gobierna, rentabilice para su coleto el exabrupto del coronado. No olvidemos que el de la Zarzuela vive mucho más cómodo cuando hay capullos en la Moncloa que cuando el pequeño Ánsar le ponía morros de enfado. Merecidos y más que merecidos, por tantas cosas como una sabe.

    Un chufla se siente más a gusto entre chuflas -quien quiera que se dé por aludido- que entre gente de cierta valía que gana oposiciones o presenta tesis doctorales de enjundia. Qué fue si no, el gesto de ir a Melilla y a Sebta, sino gestionarle algún millón de votos al Cîrcûn.

    También discrepo en la falta de presidentes de República en la nómina de patres conscripti. Voy a aventurar tres nombres sólo por no hacerme morosa: Enrique Múgica Herzog, Luisa Fernanda Rudí, Leopoldo Calvo Sotelo. Se admiten collejas.

  3. 18:48
    Insisto, Doña, que aquel 23F, más bien el 24, me hice republicano juancarlista para siempre. Eso quiere decir que aquella madrugada se ganó, en mi opinión, su sueldo para toda la vida.
    Era digno de escuchar en mi oficina los vivas al rey pronunciados por mis compañeros comunistas.

    Yo también he leído versiones y oído juicios temerarios gratuitos que no me creo, entre otras cosas, porque tenía muy de cerca la estupidez que hizo su cuñado al fiarse de los coroneles.

    Fueran cuales fuesen las motivaciones, el tejerazo habría triunfado si no hubiéramos tenido un rey con las cuatro estrellas de capitán general.

  4. Ajá. Ya llegó la explicación: Estaba de los nervios. La hija mayor separándose del ilustrado duque de Winterthur, la catalana mirando al tendido, pasando de todo y el zagalón tan flojo como cualquier Borbón del XVIII, arrastrando como un apéndice incómodo ya a la prenda astur. La Griega ensimismada y haciendo apartes con su hermanita. Qué tropa.

  5. Válgame Dios, y qué tropa republicana bos ha salido en el blog. Yo, debo decir la verdad,entiendo el gesto del Rey y no entiendo las protestas “corteses” de quienes lo critican por razones de urbanidad. ¿Están ustedes más cerca de ese energúmeno que de quien trata de cortar una situación en la que, estpy de acuerdo conja, el comido (“jamado”) hubiera sido el presdente español? Lo de Venezuela es muy grave, más e el contexto que se está dando en Hispanoamérica, y me parece que la actitud de personas como ja se debe a esta conciencia de la amenaza. ¡A ver si nos vamos a convertir todos ahora al ‘Marie Claire’ o a las buenas maneras de Alfonso Ussía!

  6. Esto empieza a funcionar, pero no me esperaba yo tal densidad de republicanismo en este casino, francamente. Me apunto a la tesis de la columna, que creo entender que apunta a que, en situaciones como la dada, en que lo que se juega es tan grave como el prestigio de las instituciones democráticas, lo de menos son las maneras. Bien sabemos que gm no es monárquico, además. Me parece que lo que lo ha lanzdo con tanto brío es comprobar la pérdida progresiva de peso específico que la presencia española experimenta por ahí.

  7. Repúblico de tantos siglos, levanto mi copa por quien sea capazde enfrentarse a lo fundamental y defender el fuero y el huevo frente a esos robaperas. ¿Es que se han olvidado ustedes, señores discrepantes, de quién es el reprendido? ¿Acaso le gustan las rancheras a sus mercedes?

  8. Retiro el 95% de todo lo escrito anteriormente. Si rectificar es de sabios, aunque servidora sea una ceporra de pueblo, admitan mi paso atrás. Reniego de mis propias palabras.

    Cuando he oído hoy con quienes concurren mis ideas, diario Gara, el asaltapiscinas y otras aves de mal agüero, suscribo la propuesta de mi bienamado don Elitróforo y me proclamo republicana juancarlista, aunque me tape ‘il nasso’. Se siguen admitiendo collejas.

    (Bienhallado, mi don Páter. No nos falte porfa/plís a este casinillo tan liberal que hasta admite socias como la que suscribe).

  9. La diplomacia, como la educación misma, señores discrepantes,sólo puede funcionar sobre el consenso. Cuando un asno rebuzna en una asamblea hay que sacarlo por el ronzal. Hemos dicho.

  10. Yo lo que digo es que se equivoca quine crea que el gesto del Rey no ha gustado a los españoles en general. Es importante lo que antes se ha dicho y se desprende de la columna: que un individuo semejante no merece ningún respeto. ¿Elegido democráticamente? Recuerden al personaje, no olviden su postulación para presidente vitalicio ni los tiroteos contra el medio país que no está con él.

  11. Honra a doña Versátil su cambio de postura. Cuando se, coinciide con esa ralea es mejor tirar en sentido contrario.

  12. Amigo Abate, he tratado inútilmente de aprovechar su link o como se llame eso, y ni flores. Mejore su técnica, ya que no parece posible que mejore su criterio.

  13. En mi opinión republicana, la situacióndel otro día era tan insostenible que el Rey hizo bien en protestar a su manera. jagm lleva toda la razón en que si no eespor su intervención el Gorila se “jama”, como dice él, a Zapaterito Talante. ¿Se han fijado en su tono decreciente durante la porfía, en cómo iba quedando patente que no podía con el botarate maleducado que se había propuesto reventar la llamada Cumbre? Mejor haríamos todos en criticar a un Gobierno español que compormete su prestigio en un foro tan mal montado y en el que, como se ha comporbado, hay demasiados aventureros peligrosos y sin respeto alguno por las regas democráticas.

  14. Cuando oigo a uno de esos tiposinsultar a nuestro empresariado llamándole “carroñero” en las barbas del Rey, deseo que alguien de un puñetazo sobre la mesa y corte por lo sano. ¿O es que alguien cree que tipos como ése o el nica o el del chubasquero son algo más que peligroso folclore? Preginten en sus pueblos y van a enterarse.

  15. No entiendo cómo se puede discrepar de un gesto de dignidad. Si en lugar del Rey está De Gaulle o Mitterand se entera ese chusquero, pero por lo visto aquí la división alxcanza ya hasta el fondo dels entido común. Qué pena. Meconsidero demócrata como el que más y no estoy dispuestos a cawer en la trampa que nos tienden esos totalitarios que tanto gustan a ETA como a Castro.

  16. Que hubiera sido de ZP si no le echan ese cable… Cuando el Rey se mete por medio estaba ya a los pies del Gorila. Véanlo en el video que ofrece el señor Abate. (Que por cierto, no debe de saber muy bien quien era Marchena si utiliza su nombre para defender ideas tan éééééticas).

  17. Es curioso que entendamos peor el gesto en España que fuera. Leo la mayoría de los periódicos europeos y no hay críticas sino elogios al Rey. Como siqmpre compruebo que nadieperjudica más a la causa republicana que los republicanos.

  18. 23:39
    ¡¡Guauuu doña 613NEE49!! Cuánto honor que me hace. Nos veremos en las barricadas cuando nuestro Borbón la palme o se jubile.
    +++++++++++++++

    El dedo en la llaga lo ha puesto don Lépido el tímido.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

limpiar formularioMostrar los comentarios de la entrada

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.