El mismísimo presidente del Consejo Superior del Poder Judicial de Andalucía ha viajado hasta Sevilla para reunirse con los jueces que arrastran la instrucción del “caso ERE” y — lo que a uno le parece más inquietante– con los magistrados que andan redactando la sentencia del caso que, según el ilustre visitante, parece que saldrá pronto, tal vez coincidiendo con la campaña electoral. ¿No es algo desconcertante esa noticia, no resulta algo impropia tanta solicitud en el momento más delicado y, por qué no decirlo, más sospechoso? Y encima dice su Señoría que los “medios” deben cuidarse de no acrecentar la desconfianza del peatón en la Justicia. ¿Reunión de pastores, oveja muerta? Esperemos del buen sentido de esos rabadanes que el refrán no se confirme y menos en fechas tan comprometidas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

limpiar formularioMostrar los comentarios de la entrada

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.