Reales Alcázares sevillanos, acto de presentación de cuatro nuevos magistrados de lo Penal que vienen  reforzar la tela de araña de la Justicia. En un discurso brillante, Antonio Reinoso, representante del Poder Judicial en Andalucía, no se anduvo por las ramas sino que le endilgó a la Junta uno de los palos más soberanos que se recuerdan desde que se habla de estas cosas, mientras el alcalde y el ‘delegata’ de la Junta miraban al suelo o a las musarañas como quien oye llover. Por cierto que Reinoso enfatizó un  argumento que aquí, modestamente, se ha dado varias veces: que no hay medios porque la Junta no invierte al carecer esa inversión en Justicia de rédito electoralista. Esto parece que se mueve y no tardará en mejorar, a pesar de la propia Junta y sus inefables responsables.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

limpiar formularioMostrar los comentarios de la entrada

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.