No es cierto que la frase “renovarse o morir” la dijera Unamuno aunque sí lo es que dijo una muy parecida. El PSOE andaluz, por su lado, ha hecho de una variante suya, “renovarse y vivir”, un disfraz para sus sediciones que ya utilizó González para laminar el guerrismo, luego Chaves para echar a los borbollistas y ahora Griñán para ajustar cuentas con quienes han cuestionado su bisoñez partidista y su apuesta por los “griñaninis”. Tan es así que, en pocos días, hemos oído a dos damnificados por ese ajuste hablar de “golpe de Estado”, expresión absolutamente inapropiada pero del todo elocuente. Este personal llama “golpe de Estado” a que lo releven de un cargo sencillamente porque está convencido de que la “res pública” es suya.

1 Comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

limpiar formularioMostrar los comentarios de la entrada

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.