El postulador de la causa de beatificación del papa Wojtila, monseñor Slawomir Oder, ha debido salir al paso, bastante cabreado según leo, por la osadía de algunos comercios romanos, muy próximos a la sede papal, de ofrecer en sus escaparates a los peregrinos y fetichistas en general falsas reliquias del difunto pontífice. No sé bien por qué las llaman “reliquias salvajes” pero he logrado enterarme de que se trata de medallones que contienen trocitos de tela procedente del vestuario pontificio y que habrían sido frotados ritualmente sobre la losa de su tumba, evidente e innecesaria duplicación de la magia de contacto que el Vaticano ha censurado como se merece, especialmente indignado ante una publicidad que anuncia precios variables –entre 3 y 5’25 euros– según el tamaño de los milagrosos talismanes. A monseñor no se le ha ocurrido, sin embargo, mejor reacción frente a semejante abuso que ofrecer, a su vez, reliquias gratis de Juan Pablo II a quien las solicite por escrito a la oficina de postulación, lo que rebaja considerablemente el valor moral de la protesta originaria en la medida en que entra sin contemplaciones en el juego mágico no sólo pidiendo cartas sobre el viejo y dudoso tapete, sino erigiéndose sin complejos en banquero de la timba. Se comprueba, una vez más, que al catolicismo le cuesta desprenderse de su ganga medieval y todavía más, si cabe, cortar por lo sano con ridículas supersticiones que, en definitiva, no son distintas de las toleradas como legítimas por la propia jerarquía, de las que apenas se diferencian en otra cosa que en la ‘denominación de origen’ administrada burocráticamente por Mgr. Oder. No se trataría de desterrar la superstición sino de reglamentar su comercio reservándose siempre la patente genuina de lo que fue históricamente un negocio colosal.
                                                                xxxxx
Hay una vasta literatura eclesiástica sobre ese tema de las reliquias sobre el que se encarnizó Voltaire al denunciar su uso como el del instrumento idóneo para encadenar al pueblo, aunque yo  no he visto condena más expeditiva que la que Calvino le lanzó en su tratado específico, al decir que, en vista de cómo había funcionado durante siglos el mercado de reliquias, el fiel que adorara los huesos de un mártir correría inevitablemente el riesgo de adorar sin pretenderlo los despojos de un bandolero o quién sabe si los restos de un perro. Una reserva que, a pesar de la dureza, suponía asumir la razón última de esa magia que, por lo visto, hasta el severo reformador consideraba operativa y eficaz en caso de ser auténtica. La Europa cristiana soportó durante siglos el próspero comercio de las reliquias que tiene páginas tan legendarias como el robo del cuerpo de Marcos por los mercaderes venecianos, hace poco cuestionado como otro probable fraude no muy alejado de la hipótesis calvinista, pero que, al margen de los relicarios célebres, acabó acumulando un horripilante muestrario menor en las iglesias de todo tipo y un poco por todas partes. Lo notable es que en pleno pontificado de un teólogo tan esmerado como Ratzinger se mantenga una tradición a todas luces fetichista que san Agustín censuró con palabras tremendas al decir de los adoradores de reliquias que “se entierran con los que ya están enterrados”. El tráfico continúa en pleno siglo XXI, en todo caso, tarifado con precisión en las botigas vaticanas o gratuito en las covachuelas de la fe, como si nada hubiera cambiado desde que los concilios primitivos cedieran a la presión supersticiosa de las muchedumbres desesperadas reconociendo el valor estos vestigios, dientes, cabellos, cabezas cercenadas, trozos de hábito o simples objetos potenciados por el contacto con el santo despojo. Los reyes de Francia no viajaban jamás sin la capa de san Martín ni Franco se metió nunca en carretera sin el brazo de la doctora Teresa. Monseñor Oder sabe lo que hace montando su ‘dumping’ frente a la almoneda de Wojtila.

28 Comentarios

  1. Si algo me atrae de forma especial en las reflexiones de jagm es su hermosa capacidad de exponer los hechos, sin aplicarles abiertamente una valoración moral, distinguiendo claramente lo bueno de lo malo. Y me atrae, desde luego, porque es la forma de trabajar que más me gusta, quizás por deformación profesional.
    Toca hoy de nuevo el tema de la fe. Y eso me ha traído a la cabeza un texto escrito por un autor, símbolo de la derecha y bastante poco clerical, como es D.N. Fustel de Coulanges que, a mediados del siglo XIX, escribía un texto en el que decía algo que a mí se me quedó gravado: “Una creencia es la obra de nuestro espíritu, pero no somos libres para modificarla a nuestro gusto. Ella es nuestra creación, pero no lo sabemos. Es humana y la creemos un dios. Es el efecto de nuestro poder y es más fuerte que nosotros. Está en nosotros, no nos deja, nos habla en todos los momentos. Si nos ordena obedecer, obedecemos; si nos prescribe deberes, nos sometemos. El hombre puede domar a la Naturaleza, pero está esclavizado a su pensamiento”. Somos seres crédulos y no podemos -ni es razonable desde luego- evitarlo. Sabemos demasiado poco de nuestra mente. Hemos creído en los huesos de santo lo mismo que creemos en la razón o en el dinero (que ya es ganas de creer, por muy útil que su magia resulte ahora). Yo creo en lo que dice ja, y por eso lo leo con gusto.

  2. Lo siento, pero quiero y respeto demasiado a mi don Páter para expresar mi opinión sobre la columna de hoy. Si acaso recurriré al sentido del humor que él también profesa -y de la tolerancia- para traer a colación aquello de que si se reunieran todas las astillas del Lignum Crucis que se veneran en la cristiandad, nos saldría un Santo Madero del tamaño del de Cuelgamuros. Del de fuera, of course, que el de dentro lo taló el ferrolano, je, je, de allí mismo, de Valsain.

  3. Ay, mi don Chic de mis entretelas. Qué putada el teclado, ¿no?. Hay que releer lo que se le da al énter, so pena de que quede “gravado” un gato tamaño tigre de Bengala. Sepa que le aprecio en la distancia.

  4. La imagen del “gran hijo de puta” esgrimiendo el Corán y replicando altanero con jaculatorias a las palabras del juez no pueden………..

    El entrecomillado sigue siendo mío.

  5. Mi don Juan Moreno sabe, debe saber, que le quiero y con quien quiero tantas cosas. Sin embargo hoy me veo en la obligación de cederle, tal vez para siempre, un epíteto que me autoaplicaba. Me motejé alguna vez de Epimorcilla.

    Hoy proclamo que mi don Juan Moreno se ha hecho acreedor a un cambio de apellido. Tachán! Les presento a don Juan Morcilla. Cómo repite este hombre. (¿O prefiere don Joan Botifarra, amb mongetes, of course?)

  6. Insisto, lástima que un plasta como ese menestral narciso que es don Juan Moreno nos desvíe diariamente de nuestro tema. No le hagan caso, y c.entrense en el tema (otras veces ya tratado por jagm), que es de enorme interés porque revela la contradicción inevitable en que se ve la Iglesia cuando afirma lo que afirma.

  7. Moreno, paliza, no des la tabarra, hombre.

    Clara da en el calvo, a mi modo de ver: la Iglesias es rehén de sus propias propuestas mágicas. Si dice que un obispo tiene poder para consagrar a otro, se ve en el problema de que los del Palmar de Troya o el loco ese que anda por ahí con la secta Moon ordenen por su cuenta a los que tengan a bien. Y la Iglesia ha de callar, porque lo que no puede decir es lo contrario de us propia teoría. Con la magia le ocurre igual: si sostiene que hay reliquias y regula su uso, está abriendo las puertas al comercio de reliquias, como ya lo abrió en la Edad Media. Eso es lo que me parece que hay que retener de la columna de hoy.

  8. 13:05
    Estos días se celebra no sé dónde, pero en España, no sé qué centenario de no sé qué reliquia, creo que un Lignun Crucis. Y la jerarquía prestándose la juego turístico, como siempre. Si luego le caen encima crñíticas y sarcasmos que no se queje. Porque ya es raro encontrar críticas serenas y cuidadosas como la de gm, siendo lo normal que se despachen a gusto los enfadados por la actitud de la Iglesia.

  9. Sra: No entre en berenjenales ajenos.

    Desearía que JaGM ratifique ó rectifique lo que considero un improperio irracional producto de la cultura machista.
    No se si los machos de aquí aguantarían nomalmente un insulto en el que se pusiese “el gran hijo de gígolo, chapero, impotente”…. NUNCA EN ESTE PAIS SE ATACA LA FIGURA DEL PADRE.
    ¡ Es que no tiene Ud dos dedos de racionalidad Sra. Epiloquesea!

    Puede muy bién, el anfirtión, -si es que lee el “blog”-, impedir la entrada ó anular lo escrito por mí a través de mi URL.

  10. Mi creador, el Filósofo por antonomasia, ya escribió lo suyo, efectivamente, cobre el tema que hoy ocupa a jggm, como seguramente él sabe, pues consta que es concedor minucioso de Voltaire. La reliquia cumple un papel, no obstante, a mi entender, y ayuda a los espíritus débiles a mantenerse firmes. ¿Por qué criticar una práctica tan benéfica? Marc Bloch demostró/sugirió que muchos enfermos de escrófulas se curaron cuando los teyes taumaturgos franceses les impusieron las manos. ¿Vamos a rechazar este beneficio? Lamento disentir de mi creador pero no se puede medir el mundo desde la altura.

  11. En mi pueblo (prov. de Sevilla) hay en la iglesia miles de reliquias coleccionas por los nobles (los de Olivares) y también por vecinos piadosos y pudientes. A mí me da un asco de muerte ese repertorio, pero he visto a mucha gente consolarse con estas magias piadosas. Dejémosles estar, que peorer son muchas cosas que hay por ahí y nos tragamos en silencio.

  12. Don Juan, puedo comprender que las palabras citadas le hayan molestado, pero no comprendo por qué nos las refriega cada día por las narices. ¿Cuál es su objetivo? La verdad es qué a mí me chocan, tanto más no comprendiendo su propósito. ¿POdría usted explicar lo que busca y dejar de entrecomillarlas? Muchas gracias

  13. Empecé mi comentario a seguir el primero de don Juan: se me adelantaron un montón de ellos. En estas condiciones lamento haber insistido.

    Con respecto al tema de la columna he leído con gusto los comentarios de Pangloss y los de Rinconete. Poco puedo añadir.
    La religión, y la católica como las otras, es como la escritura: depende del uso que se hace de ella. ¿Qué hay mucho pensamiento mágico, mucha superstición entre los católicos? Pues sí. También la hay con respecto a la ciencia, la medicina,o el partido.

    Yo , que soy francesa por la sangre y la educación, y que por lo tanto debería ser lógica y cartesiana, no lo soy en absoluto, gracias a Dios y a todo lo hispano que he asimilado felizmente. Considero que he tenido una gran suerte.

  14. Ya ve por donde, doña Sicard, a usted le ha ocurrido igual que a ja y que mí mismo, sólo qu ela revés. Cuando en los últimos 60 andábamos por la Sorbona, a él, que iba cerca de Lucien Goldmann, le reprochaban su interés por el pensamiento mágico, en el que luego se especializaría. ¿Habrá goethianas “afinidades electivas” entre usted y el blog por esta razón? No me extraña.
    El tema, lúcidamente tratado, como en anteriores ocasiones. Nadie cuestiona la índole mágica del pensamiento religioso, pero ello no puede impedir la exigencia de racionalidad mínima, es decir, el respeto al sentido común y la renuncia a la manipulaicón de las conciencias, que es a lo que nuestro Voltaire se refería.

  15. ¡Plasta de tío, patrón, mándelo a los albañiles! Me gusta que aguante y no entre al trapo de zumbaos como ése que lo citan de lejos. Hoy hasta me ha gustado lo que escribe, y eso que a mí me ponía mi madre una estampita con un trocirto de tela con un imperdible, y siempre creí que si no es por ella, no paso la Selectividad, de verdad. Qué pasote, colegas.

  16. Nada que objetar –nihil obstat, pobre de mí– a lo expuesto por alguien tan duro pero con tan buen criterio en materia religiosa como es ja. Las reliquias, como él dice, fueron siempre un agarradero de la fe en lo que ésta tiene de estrictamente mágica, y en ese sentido la crítica de Rousseau y esa dura expresión suya, “encadenar” a los pueblos, resultan inobjetables. Han sido muchos y muy burdois los abusos, y lo peor es que siguen siéndolo y, me temo, que seguirán. ja sabe, sin embagro, que eso nada tiene que ver con la Fe y yo no sólo no le censuro nada sino que le agradezco su limpia intención, que bien conozco.

  17. Ah, no, don Juan, no creo que mi don josian se inhiba del blog, seguro que está atento –su capacidad para desdoblarse es tremenda, ¡si yo le contara…!- y, desde luego, ni se la ha de pasar por la cabeza andar borrándole a usted patochadas, hasta ahí pordíamos llegar: ni él a menos, ni usted a más. Y por favor, dé por cerrado el penoso temita de “la puta que lo paró” al Sadam. Sepa que nuestro amigo siempre fue un poco duro de boca, como dicen los pamperos, como fue blando con las espigas…

  18. Los negocios de la Iglesia rebelan no sólo a los observadores como jagm sino a muchos que desde dentro contemplan lo que no querrían ver. Y ese de las reliquias es de los más ridículos, aunque hay que recordar, como no deja de apuntar el autor, que la liturgia consagra esas devociones hasta el punto de que hay no pocas disposiciones conciliares que ordenan su culto y lo enaltecen, incluyendo la que establece su presencia en todos loa altares como ocndición inexcusable para su servicio. Es un tema amplio, interesante, que gm ha tratado otras veces y sobre el que, me temo como nuestro curita, que habrá que seguir ocupándose.

  19. Y menos mal que ha dejado de lado –don ja– ejemplos famosos con los que en otras ocasioens nos ha divertido, como el del Santo Prepucio hasta hace poco venerado en Italia ¡ncluso por algún pontífice! Ya ven la que traen tirios y troyanos con la Sábana Santa, pero cuando escucho esas barrabasadas ignorantes en los programetes esotéricos no puedo dejar de pensar que la culpa la tiene la propia Iglesia.

  20. Me ha gustado, tronco. Un profesor mío estuvo explicando un día estas cosas de reliquias en clase, este mismo curso, y hubo mucha bronca porque el de religión no estaba conforme con la crítica que allí hubo, participando nosotros. POr estas cosas no me gustan las clases de religión, que sí me gustaría si fueran como la de hoy. Gracias, tronc.

  21. No doy crédito a la actitud de don Juan R. y menos a su propuesta de censura a alguien tan digno y paciente, que ha soportado graves insultos sin mover un dedo, como el sr. gm. Hay que ser cerril para agarrarse a una expresión, afortunada o no (para mí, intrascendente aunque explicable), y romper el ambiente del blog con una demanda tan insistente como carente de base.
    En cuanto al tema, pues nada, que de acuerdo pleno, aunque ottras veces creo recordar que nos ha ilustrado la materia con erudiciones que siempore enriquecen.
    Y mi respeto para ese tonsurado respetuoso e inteligente, que no creo que sea tan de pueblo pero que estoy convencido de que es un gran espíritu.

  22. 19:35
    Siempre me horrorizaron esos muestrarios de miseria que guardan en las iglesias, en ocasiones, repugnantes, y siempre dirigidos a la credulidad de los ignorantes. Hay que comprender, sin embargo, su paple histórico. Algunas reliquias (el cuerpo, seguro que espúreo, de Santiago, por ej., la de los Reyes Magos, el Santo Cáliz, etc.) dieron lugar a fenómenos de inmenso alcance cultural, como las peregrinaciones, y deben ser entendidas como frutos de una época. El cristianiismo reformado se desprendió pronto de esa ganga, en buena hora, pero la Iglesia catçólica –la única verdadera, como sabrán– tuvo a bien conservarlas.

  23. DINERO, DINEEROO, DINEEEROOO, DINEEEROOO. Topamos con Él hasta en la Iglesia Católica, ¡¡Qué raro!!, ¿¿no??

  24. Me gusta mucho esta nueva letra grande, es extraordinaria para los carrozas como yo.

    Estos días he estado muy ocupada y no he podido leeros, a ver si de aquí en adelante…

  25. What should I discuss with my supplier of public health services before a capture sildenafil?
    BUY VERY CHEAP CIALIS VIAGRA ONLINE.! YOU SAVE More Then 50 % of your money.
    BUY ONLINE VIAGRA WITHOUT PRESCRIPTION.!

    BUY CHEAP GENERIC VIAGRA.! – PURCHASE ONLINE VIAGRA WITHOUT PRESCRIPTION.!
    Sildenafil citrate, sold under the name Viagra is the first of a new group of medication which allows adequate sexual stimulation, relaxes the blood vessels of the penis and helps erection.

  26. ERECTION duri
    ng massage

    crema la DISFUNCION ERECTIL
    ERECCION de viagra – Remedio de DISFUNCION ERECTIL
    VIAGRA barato
    Usted me envio el mail para verificar si estoy satisfecho de su servicio, entonces respondi a sus preguntas. ? A la primera cuestion – Si he recibido lo solicitado yo responde si, y fui impresionado por la velocidad de entrega – solamente 10 dias!
    Informacion sobre la Disfuncion Erectil
    COMPRE VIAGRA en linea barato VIAGRA
    ?Como se produce la ereccion?
    Para que la ereccion se produzca hacen falta algunos acontecimientos antes. El primero es la estimulacion psicosexual. Esta se produce gracias al libido (energia sexual masculina). El cerebro envia impulsos a traves de los nervios hacia el pene. Los nervios actuan de manera que liberan los musculos de las arterias del pene, permitiendo al pene un mejor abastecimiento de sangre. La relajacion de los musculos hace que el pene se vuelva mas grande y alcance la ereccion. Despues del orgasmo la sangre retorna a la circulacion general y el pene alcanza nuevamente su estado normal.

    ?Por que son los mas baratos del mercado?
    La razon esencial es que los medicamentos genericos estan fabricados por una empresa farmaceutica situada en la India que no realiza ninguna investigacion en la busqueda de nuevos medicamentos, siendo su unico cometido la produccion de estos medicamentos y su venta en el mercado sin ningun tipo de publicidad; lo que implica que el precio sea mas barato.
    COMPRE compra BARATA ESPANA VIAGRA – BARATO MAS BARATO en uk VIAGRA VIAGRA VIAGRA
    COMPRAR VIAGRA barato en MEXICO
    COMPRAR COMPRE VIAGRA CIALIS (SUPER-VIAGRA) mas barato

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

limpiar formularioMostrar los comentarios de la entrada

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.