Parece que IU trata de compensar su visible aburguesamiento en el cogobierno recurriendo a la zafiedad, estrategia de la que se encarga encantado ese “paria de la tierra” que jamás tuvo en sus manos un almocafre, el alcalde Gordillo, el de Marinaleda y las “okupaciones” de fincas. Gordillo ha dicho a voz en grito en la Asamblea de esa coalición de izquierdas que traga ya con todo, que “la Europa de los mercaderes se vaya al c… de su p… madre”, ustedes sabrán excusarme las abreviaturas. Nunca la izquierda fue tan soez ni el radicalismo se confundió tanto con la miseria tabernaria. ¿Está Gordillo en sus cabales? ¿Lo están quienes le consienten estas actitudes? Juzgue su electorado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

limpiar formularioMostrar los comentarios de la entrada

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.