Vaya papelón que está haciendo la facción del alcalde de Palos de cara al próximo congreso provincial. Que le hayan aceptado los avales antirreglamentariamente presentados por puro capricho, ha sido un acierto pleno de Curro Moro que deja sin futuras excusas al cabecilla de la minicrisis si es que, como todo indica, pierde su opción y se queda a solas con su reconcomio. Lo que no entiendo bien es cómo el partido no distingue entre lo que es libertad interna y lo que es puro designio cismático, proyecto de hacerse con el poder para enjugar viejas frustraciones y, claro, hacer carrera. Es lamentable que hagan tanto ruido con tan escasa cualificación. Pero haberles denegado el paso por cuestiones formales habría sido un error en el que no han picado los responsables. Esos rebeldes sin causa, aparte de su ambición, puede que hagan algún daño peor lo suyo es que ganen más bien poco.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

limpiar formularioMostrar los comentarios de la entrada

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.