La Junta de Andalucía anda “rebajando” a todo trapo las deudas de ciertos afortunados tramposos, como los grandes sindicatos – CCOO y UGT—o los Ayuntamientos de su cuerda partidista y a alguno simbólico de IU, a quienes ha condonado, a pesar de la que está cayendo, sus importantes deudas. A todos ellos, el consejero de Empleo, Manuel Recio, les concede dispensa de manera que puedan continuar pidiendo subvenciones sin necesidad de justificar su fin y empleo, como exige la normativa vigente, grave gesto munificente tan impropio de estas circunstancias como elocuente si se considera la perspectiva elecoralista.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

limpiar formularioMostrar los comentarios de la entrada

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.