Parlamento de Andalucía, debate sobre el “decretazo” que recorta derechos sociales por primera vez en la democracia, argumentan los dos líderes máximos. ¿Y cuáles son esos argumentos? Pues el de Griñán, que Arenas gana al mes, como senador, más que él, y el de Arenas, lo contrario, ya ven. ¡Con un millón y medio de parados y el “decretazo” encima, ellos entretenidos viendo quien mea más lejos! Nunca la autonomía andaluza había atravesado una coyuntura tan crítica, sobre todo si se tiene en cuenta que, encima, esos dos líderes están a años luz de los que les siguen en el escalafón. Como no cambien mucho las cosas, aviada va esta desafortunada Cenicienta.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

limpiar formularioMostrar los comentarios de la entrada

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.