Enorme cabreo, lógico desconcierto de los propietarios de viviendas VPO al enterarse de que el diputado del PSOE que lleva ese negociado en el Parlamento andaluz acumula seis propiedades “protegidas” en su haber. Piden esos protestantes el relevo del sorprendido y calla el PSOE discreto por aquello de que en boca cerradas no entran moscas. No debería haber líderes que deciden y partidos que legislan con créditos condonados, no deberían mantenerse políticos /as a los que el juzgado ha debido mandarle los albañiles para echarles abajo sus construcciones ilegales, no debería haber muchas cosas, pero las hay. En el caso del diputado acaparador de “protecciones”, sin embargo, como en el del edil agresor “de género” y otros por el estilo, todo parece más sencillo: un relevo y a otra cosa. Que el PSOE profesa la vieja táctica de no ceder nunca ante las denuncias ùede que le haya dado resultados aquí y allá, pero también le ha proporcionado ya muchos disgustos de órdago.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

limpiar formularioMostrar los comentarios de la entrada

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.