El nuevo ministro de Cultura le ha puesto puente de plata a Rosa Regás para que deje la Biblioteca Nacional en paz y al personal tranquilo. Que me aspen, como suele decirse, si me creo que el motivo ha sido la sustracción de dos mapamundis pertenecientes a la “Cosmographía” de Tolomeo, o mejor dicho, de una edición incunable de 1482 que estaba reservada en exclusiva a los especialistas debidamente documentados, como si los especialistas, documentados o no, fueran incapaces de mangar libros y no todo lo contrario como bien sabemos. No conozco bibliógrafo más cumplido que Bartolomé José Gallardo, maestros de bibliófilos y bibliotecarios, cuya rapacidad mereció que don Juan Varela o Estébanez le llamaran “bibliopirata” y Unamuno, siempre en plan de llevar la contraria, “bibliopirata salvador”, pues creía que sin sus mangancias a lo peor esos libros se habrían perdido en un país macizo como es el nuestro. De él se cuenta anécdotas de las que prescindo en aras de la seriedad (don Vicente Salvá decía que “había robado en El Escorial y en todos los conventos”), pero por propia experiencia sabemos que la seguridad de ese templo de nuestros libros ha venido siendo proverbialmente cuestionable. Yo mismo recuerdo el huracancillo que se produjo en Madrid a principio de los 80 cuando se echó en falta precisamente unos mapas valiosísimos finalmente recuperados en Cuenca y en manos de un bibliófilo, así como el todavía mayor a que dio lugar años después el robo y posterior recuperación de toda una biblioteca astronómica en la que se incluían obras del propio Ptolomeo, Galileo, Ticho Brahe, Keplero o Newton aparte del famoso “Malleus maleficarun” o “Martillo de Brujas”, el famoso manual dominico que consagró la histeria renacentista contra aquellas infortunadas. Es más, ya en 1995, es decir, en plena “modernidad”, ejem, todavía era posible recuperar de manos ajenas una colección colosal de grabados u estampas que habían sido afanadas por los descuideros en ese templo sin vallar. No creo que a Regás la hayan echado por perder dos mapas. Ni me lo creo yo ni se lo cree nadie con dos dedos de frente.

                                                                 xxxxx

La Regás, hablando en plata, era un grano en el culo de un Gobierno picado de ‘progre’ que una mañana se desayunaba con la fulmínea diatriba de su directora contra la prensa libre y al siguiente había de soportar, entre soflama y soflama feminista, un elogio del espíritu bolivariano que no se le hubiera ocurrido hacerlo ni a la pobre Dian Fossey de sus gorilas en la niebla. No conozco ni una sola razón de peso para que esta escritora perfectamente minoritaria se hiciera cargo de nuestro primer centro libresco, salvo el peso residual de la leyenda de la “gauche divine” catalana de los 60 y 70 en el imaginario de la ingenua y peligrosa panda que nos gobierna, razón que no dejaba de ser pintoresca si se tiene en cuenta que por ese cargo han desfilado últimamente personajes como Juan Pablo Fusi, Jon Juaristi, Luis Alberto de Cuenca o Luis Racionero, cada cual a su manera expertos entre los más respetables. La realidad era, como comprenderán, que un ministro que se precie no podía mantener en su sillón a un basilisco que ni siquiera podría atenuarse apelando a su talento o a su experiencia, ambos tan respetables como por demostrar. Una democracia no puede admitir que un representante tan significativo dé públicamente muestras de tanta insolvencia de criterio o de tan arriscada y fanática agresividad como en tan poco tiempo ha dado esta mujer sin mayor relieve pero con tantas aristas. Por eso la ha echado el ministro, más allá del piadoso expediente de la dimisión aceptada. Si encima le encuentran sitio en el Tripartito todo saldría a pedir de boca y nos habríamos visto libres de esa provocadora que celebraba que en España se leyera poco la prensa. No la suya, claro, sino la que hoy le dice adiós tan efusivamente.

19 Comentarios

  1. Desconozco la obra de la Regás. Sé que ganó un nadal, cierto prestigio, y un planeta, pero esto significa bien poco pues los designios del señor (Lara) son inescrutables. Pero hay un dato que salta a la vista de mis ojos noctámbulos, ahíta como estoy de topillos, toperas y topetes. ¿Quién la hizo dire de la Biblio? ¡Bingo!, la señora exministra de kurturita, siempre con la chupa en el armario, dispuesta para ir a un concierto -a cualquier ruido le llaman ya concierto- heavy.

    He recurrido al gúguel para saber algo de su biografía. Resulta que es una señora muy leída, muy escribida y muy viajada. O sea, que un topo no es. ¿Qué le puede entonces degradar el cacumen? Pues posiblemente como a la exministrita, que pertenezca al feminismo rampante y militante. De los dires que nombra el Jefe, todos son varones. Ella ha llegado y ha dicho: ‘Ahora van a mandar aquí mis santos c…aprichos’.

    Es lo que pasa con las feministas: son una tribu urbana, un fundamentalismo, una cohorte fanática. No sé qué roces haya podido tener con el ministro poeta. Pero servidora, al frente de según qué tipo de instituciones prefiero a un funcionario honesto y eficaz -tampoco hace falta que sea de los de manguitos y visera-pero desde luego no un divo/diva que suelen tener un ego de archimandrita de las Indias Elefantas. Anda y que los zurzan.

    (Fuera de contexto. Ayer mismo comentábamos acerca de los famosos por algo, aunque no precisamente por su bibliografía, que doblaban sus fortunas rindiendo vasallaje a la publicidad. De ayer a hoy se ha montado un vomitivo circo mediático porque un chaval de 22 años ha muerto en el tajo de una dolencia cardíaca que tal vez se hubiera detectado -puedo equivocarme, lo sé- si hubiera sido un fichaje costoso a los que le hacen un exhaustivísimo ‘screaning’ para comprobar que no le dan felis catus por liebre. Pero era un chavalín sanito de la cantera. Aunque no era ni el primero ni el segundo episodio similar que padecía, tal vez hubiera que conocer un historial clínico detallado de todo lo que se le realizó al pobre muchacho en ocasiones anteriores.

    Esto que viene ahora puede parecer pura demagogia: ¿Cuántos chavales de edad aproximada han muerto este año en la construcción o similares? ¿Se arma el circo porque ha muerto ‘una persona’ o porque se van a rellenar columnas de periódico y horas televisivas con el desgraciado asunto?

  2. Lo de “bibliopirata salvador” es genial y además me lo creo! Mi padre encontró fajos de manuscritos puestos debajo de una mesa para ponerla estable no sé donde ¿En San Fernando, es posible?
    ¡Y lo de lo de “tener un ego de Archimandrita de las Indias Elefantas” no digo!
    Doña Mochuela, supongo que habla usted del futbolista que muriió del corazón. ¿Será del dopaje? Supongo que de todas formas, el ejercicio intensivo no es bueno para el que tiene problemas cardiacos. Muchos albañiles la habrán palmado sin que a nadie le importe , estoy de acuerdo con vosé, mi doña Mochuela.
    y para terminar, creo que pronto tendremos noticias de nuestro Don Griyo. Que nos cuente sus viaje a tierras frías.

  3. Temo que no concen bien (ya lo dicen, además) a esa señora maravillosa…según ella, pero me quito el gorro ante el retratillo apresurado que ha hecho en la columna jagm que, o bien la conce de cerca o está informado por testigos serios. No se equivoque, doña Mochuela, que no es para tanto a pesar de los premios y fuera de lo que la coilumna dice con claridad: la fascinaicón remanente de algunos ante el mito del 68 y la “gauche divine”, en especial de la barcelonesa.

  4. Creo que nuestra miss Mochuela, cuya competencia se nota a la legua, no está del todo equivocada. Hay que puntualizar, sin embargo, que a ese pobre chico –que ya valía lo suyo en la bolsa futbolística, no se equivoquen– seguro que lo han vigilado de cerca los médicos. Otra cosa es que ese mal congénito, probable causa de su muerte, como bien sabe nuestra missssssteriosa bloguera, sólo hubiera sido detectado en una resonancia magnética específica o prueba aún más específica, y esas son técnicas poco usuales en caso de ausencia de síntomas. Un jugador vale mucho dinero, seamos realistas, y un club (es decir, una sociedad anónima) no va a jugársela por evitar un chequeo.

  5. Lo que ha sido impresionante es la reacción popular. Este pueblo es capaz de emocionarse según en qué circunstancias, y eso me resulta preocupante, aunque ante la tragedia del joven deportista me sienta tan dolorido como el primero. No hay ni asomo de movimiento ante una muerte lanoral (y ocurre una cada dos o tres días), ni ante la de una mujer desvalida ante el bruto de turno (y ocurre una cada dos o tres días también, ayer sin ir más lejos, ocurrieron dos). Un torero, un futbolista, un actor… Reciente está el duelo por los 30 años de Elvis. No me digan que estas emociones no resultan por lo menos cuestionables.

  6. Esa vieja del pelo colorao está mejor en su casa. No merece la poena discutir. Ah, y una aclaración para miss Mochuela: a la Regás no la eligió la “ministrita” sino el propio ZO, que tiene sus ideas propias, no crean.

  7. Bien quitada está. Como dice jagm, no hay Gobierno democrático que piueda permitir a un miembro suyo proclamarse enemiga de la prensa libre. Esa mujer es una fanática. Lo más probable es que ése sea precisamente su “mérito”.

  8. Un bluff por fin eliminado, una cuentista menos, unas gafas azules que dejarán de ser la pesadilla de algunos, quizá de no pocos. A la Regás la conocemos no porque haya hecho muchas cosas (lo que digan los googles es indiferente) sino por su larga trayectoria en la intriga política catalana. Noten algo importante: no ha habido ni una voz catalana que se quejara…

  9. Me gusta la columna por su concisión y contundencia. También los comentarios a que ha dado lugar. Me consta que Miller sanbe de qué habla pero, sea lo que sea, su argumento final es de cajón.

  10. Como sos con las pobres panteras de partido, queridos boluditos, pero cuanta razón llevás… (Gracias a mis amigos preocupados; el Prozac va bien, no se preocupen).

  11. No nos tiren de la lengua que luego no faltará quien nos acuse de discriminadores, pero la señora cesada era de las que nunca debieron subir… para no forzar a bajarlas. No se metan con un ministro que no ha hecho más que lo que le pedía España entera menos algún reducto de partido.

  12. Hoy es de los días que debe uno limitarse a leer la columna y luego darse un paseo. ¿Cómo discrepar?

  13. (A don Galenillo, con permiso de la concurrencia y pidiendo disculpas a quien pueda molestarle la farragosidad.

    A pesar de que ‘El médico interactivo’ está de vacaciones, su buscador sigue operativo. Hace siglos que no estudio -soy una jubilada que bastante hace con sobrevivir- pero intento actualizar mis conocimientos de arritmia y encuentro esto:

    “…han definido un síndrome hereditario de arritmia cardiaca, previamente no descrito, que puede dar lugar a la muerte súbita y puede afectar a personas jóvenes y aparentemente sanas”. Luego habla del descubrimiento de la mutación familiar de un gen y añade que es ” …ankyrin B, que codifica una proteína que coordina los canales de iones y los transportadores y, por ello, regula el flujo de iones dentro y fuera de las células del músculo cardiaco…”

    Usted que está en activo podría contactar con quien fuera, para que al bebé que va a nacer. Mi cordial saludo.)

  14. Disculpe la frase no terminada: al bebé que va a nacer, sí se le someta al estudio que sea necesario.

    Disculpas, de nuevo.

  15. Se me olvidí decir que el retrato que hace don Josean de esta señora es a la vez terrible y bastante divertido.
    ¡Animo doña Mendozita! Parece que va usted para mejor. Nos alegramos todos.

  16. Ya ven la bronca que han armado entre la señora de las gafas azules y el ministro “colérico” (según ella). Queda una cosa clara: que a un político (a una dirct. de la B.N.) le importa mucho más el cargo y la causa partidista que el patrimonio de todos. Y otra: que el feminismo ultra puede estirarse hasta donde quiera la amazona.

  17. DE LA BARCELONA BURGUESA…

    a la del cierre del UP & DOWN

    Rafael del Barco Carreras

    Vivo en el ENSANCHE, el de Gaudí y las filigranas del Modernismo, fruto del concepto que del dinero tenía una gente que no se distinguían por su humanismo (causa del furibundo anarquismo que acabó a manos de Franco con sus italianos tanques y aviones alemanes) pero creando tanta maravilla que se perdona el sudor y sangre. Y si a mis paseos añado la última ciudad, se nota más o menos el dinero de sus promotores y arquitectos pero poco o nulo ARTE, olvidando por supuesto los cochambrosos barrios de Porcioles. Máxime unos periodísticos y académicos diseños con Premios de Arquitectura que pasados veinte o treinta años son poco más que una pifia provocando indiferencia, sin ni siquiera apabullar como las inmensas moles de hormigón, cristal y aluminio de tantas ciudades del mundo en expansión, y sin ningún turista fotografiando.

    Tras esta consideración por las colas en La Pedrera, Can Batlló o la Sagrada Familia, y la noticia en las teles locales del cierre del Up & Down, se me ocurre que la última etapa barcelonesa, la del posfranquismo, el pujolismo y socialismo, la resumiría el recuerdo de ese local. Iniciado por Ignacio Ribó (mal recuerdo para mí), de la gran saga de los RIBÓ, elevado a la exquisitez por Oriol Regás de Bocaccio, guía de la autobautizada “gauche divine” de la Calle Tuset de los 60 (sin que una Tele 5 consolidara su divinidad), con de musa Dolly Fontana, ex del Círculo del Liceo, y de mi socio en el Hotel Ritz del 78, Antonio Parés Neira, y al final comprado y sublimado por Javier de la Rosa (de peor memoria), con presencia hasta que un airado acreedor le agarró de la solapa. Después se diluiría entre jugadores del Barça, tipo Maradona o Ronaldiño, enlazando sus glamurosas cenas con los macroputiclubs de Castelldefels. Coca, mucha, cualquier mula de mis conocidos en La Modelo fardaba de gran narco alternando en el Opendaum. Hubo una fugaz temporada de ex ricos reciclados con narcos gallegos, y hasta camareros detenidos. Y tras una barata pero impactante decoración de claroscuros con camareros de esmoquin blanco, unida a los pijos del triángulo Diagonal, Pedralbes Sarriá y San Gervasio, se cubría a mafiosos sudamericanos y del Este, moros adinerados, y profesionales de la fantasía. La jet, lo “in” y la porquería. Tan lejano del Rigat de los estraperlistas de la Plaza de Cataluña o las Tardes de Bernard Hilda en el Hotel Ritz de los 40, como aquella España y la actual.

    El gerente, nuevo por sus 27 años, se extraña que CATALANA-OCCIDENTE no le renueve el contrato de inquilinato a pesar de ofrecerle el doble de alquiler…

    Es de alabar el gusto de la compañía de seguros, porque aunque a los profesionales del desmadre todo les parece normal, y que todo el mundo “toma”, aun rige la cordura en amplios sectores de la población.

    Los nacionalistas se empeñan en Historias barridas completamente por los últimos cincuenta años, y digo cincuenta porque el desarrollismo franquista y su heredera la seudodemocracia han arrasado al igual que Almanzor piedra a piedra la ciudad…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

limpiar formularioMostrar los comentarios de la entrada

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.