No podremos seguir cabreándonos porque Pujol, con el dedo apuntado hacia nosotros, dijera aquello de que cada pueblo tiene el destino que se merece, una vez que el PSOE andaluz parece haber asumido el viejo déficit histórico que nos hizo mendigar trabajo en Cataluña, al proponer en su Conferencia Política que se estudie el catalán en esta “Andalucía imparable” para facilitarle a nuestros parados un puesto en ese mercado de trabajo que te obliga a hablar en su lengua. He visto pocas ideas tan estúpidas, desvergonzadas o ambas cosas, como ésta de hacerle el juego al extremismo nacional-separatista en lugar de exigir al “Gobierno amigo” que garantice a todos lo españoles su derecho constitucional a hablar español en España y a no ser discriminado por no chamullar las múltiples “lenguas oficiales”. Si eso lo llega a hacer la Derecha, la brean los mismos que se pliegan de modo tan miserable a la chulería y al chantaje que, escandalosamente, encabeza la sucursal catalana del propio PSOE. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

limpiar formularioMostrar los comentarios de la entrada

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.