Primero vivir, luego filosofar. La máxima atribuida no poco gratuitamente a Hobbes acaba de verificarse en la mesa de negociación PSOE-IU al poner el socio menor encima de la mesa una vieja reivindicación “profesional” de la coalición: aumentar el número de escaños en el Parlamento de Andalucía, no porque nadie jamás haya pensado en esa necesidad funcional, sino porque con esa medida en IU calcula que cabría a más en los próximas elecciones. ¡La patria como un solar y ellos pensando antes que nada en la manduca! He ahí un buen anuncio de lo que será esta legislatura de cambalaches y una prueba de que a los partidos le pesan más sus propios intereses que los que dicen representar y defender.

1 Comentario

  1. ¡Aumentar el número de escaños! Diríase que la pretensiónde representar a los más desfavorecidos no les impide exhibir un gusto por las cosas caras.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

limpiar formularioMostrar los comentarios de la entrada

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.