No veo la razón del cabreo de muchos por la estrategia doble de CCOO y UGT, entregadas por una parte a la Junta y, por la otra, enfrentadas al “Gobierno hermano”. Hay que vivir, señores, hay que comer todos los días y hay que mantener toda una mesnada, para pagar la cual no bastan ni de lejos las escasas cuotas que los sindicatos reciben de su mínima afiliación. Por tanto, leña al Gobierno que queda más lejos y entra en el lote demagógico, y caricias a la Junta que es la que suelta la pasta año tras año. El aforismo de Hobbes les viene como anillo al dedo a los dos grandes “sindicatos de clase” que, probablemente, estén minando ellos mismos sus propios cimientos.

1 Comentario

  1. Si es así como Vd dice, hace mal el presidente de la Junta coquetear con la excrecencia, en lugar de dedicar todos sus esfuerzos intelectuales y económicos a
    fomentar el progreso, creando un Silicontrario Valle de Excelencia, premiando todos sus atributos que conllevaría, y empezar a dar sentido a la primera, segunda, tercera… modernización, palabras de autocomplacencia y propaganda hasta ahora.
    Agree you Mr. Pepe Griñán? Yes indeed, ¿ oiremos esta respuesta algún día?.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

limpiar formularioMostrar los comentarios de la entrada

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.