Créanme que no suelo ir a los juicios salvo cuado me llevan. Si ayer fui a la primera sesión del que, contra El Mundo, se celebra en Sevilla a instancias del presidente de la Junta y del PSOE, Manuel Chaves, fue picado por la curiosidad y la prevención –no voy a negarlo– de que el bipresidente hubiera logrado entramar un tinglado siquiera medio consistente para castigar la insolencia de este periódico irreductible. Pero quiá. Uno no podía imaginar que semejante zarpazo a la libertad de expresión se urdiera con tan pocas mimbres ni tan malamente como evidenció esa maratoniana sesión que bastó, tal vez, para dejar en evidencia cuánto más cerca estamos de ‘Mortadelo’ que de la III Modernización, de qué oscura e indeseable manera se traslució el reverso de una trama por la que lo mismo vimos desfilar a un detective que no lo era que a un subastero verídico, enredados todos sin remedio en un mal guión en el que el nombre de Chaves era arrastrado por el lodo y sacado de la ciénaga por la misma mano, como en una moviola chusca, en la que se mezclaba el espía de tres al cuarto con el personaje en desgracia, y el poli partisano se las traía tiesas con su rival de partido. ¿Y esto era todo? ¿Todo lo que ha podido acarrear contra El Mundo la covachuela de Chaves cabe en esa ridícula muestra de insolvencia y cutrez? La gente salía ayer desnortada de la sala de la Audiencia preguntándose qué suerte de soberbia terciada de inopia ha podido sugerir a tan alto personaje un ataque tan alelado como el que ayer pudo ver en primera sesión. La imagen de Andalucía que, motivada por la incontinencia vengativa de su presidente, tomó cuerpo ayer ante la Justicia constituye una auténtica vergüenza para los andaluces. No exagero si les digo que ni en un Canal Sur de paletos y comadres hubiera dado el nivel.
                                                               xxxxx
No entiendo cómo se espera reforzar un prestigio a base de bastinazos como el comentado. Chaves ha conseguido, seis años después, desenterrar la memoria de lo que fue la cacería celebrada en el coto de las Cajas, y colocar bajo el foco las cabezas disecadas de unos disidentes políticos junto a las bien erguidas de los periodistas que osaron romper el círculo de hierro de la precita información regional. ¡Pero qué grima, ver de cerca y, sobre todo, escuchar a los personajillos en los que se apoya la farsa, qué decepción comprobar que, como suponíamos, nada, salvo el Poder mismo con su imprevisible influencia, podía inquietarnos, qué pena contemplar las contorsiones de ese Poder en su intento de silenciar nuestra solitaria crítica! Poco ha cambiado esta Andalucía imparable de la de Juan Guerra –hasta el escenario sevillano, como en un teatrillo pobretón, es el mismo–, a juzgar por lo que ayer vimos y escuchamos en la sala, con los mismos cafelitos e idénticos comparsas, los enredos sinfín y los burdos malentendidos a os que se les entendía todo. Sólo un aliciente queda en el absurdo juicio con el que Chaves está haciendo perder tiempo a la Justicia y dinero a los contribuyentes, y es justamente ver al propio Chaves acudir ante el Tribunal a soportar el cuestionario de propios y extraños. En cierto modo, desde luego, el Presidente no podía haber encontrado mejor forma de valorar a esos periodistas ni peor para quedar en evidencia él mismo si ganara y en ridículo si llega a perder. Pero eso es cosa suya. Lo que nos afecta a todos es la gravedad de su asalto a la libertad de expresión y, por supuesto, el espectáculo denigrante de ese submundo próximo al Poder que ayer pululaba por la Sala, apicarado y ruin, exhibiendo, aunque fuera con el rabo entre las patas, las credenciales de la impunidad. No sé por qué me da que este juicio va a traer cola. Lo que no logro sacudirme es la agobiante sensación de miseria que, de palabra o sobre el papel timbrado, se ha ido acumulando tan torpemente. La venganza de Chaves está servida. Queda por ver ahora cómo salva esa difícil digestión.

26 Comentarios

  1. No. Lo siento. Dos días seguidos -totalmente justificados para EM y para el Anfi- con la matraca sucia y cutre de la minipoliquitilla de este triste y perdido rincón de Europa, ya saben del cabo de Gata a Ayamonte, de Despeñaperros a punta Europa, es demasiado para mi estómago delicado, ahito de omeprazoles, y para mis turbulencias intestinales.

    La lluvia de noviembre golpea los caminos,
    aullan los lebreles del viento en la llanura.
    Esta tierra castigada por tristes destinos
    se arrastra miserable en la mierda y la locura.

    (Es cuasi plagio de autor que no recuerdo).

  2. Ví a los aludidos en la Audiencia (se hubo de celebrar el juicio en ella dada la expectación y el concurso de gentes), y vi a gm, serio, circunspecto, como ofendido por el espectáculo. Yo también lo estaba y doy fe de que fue como é lo describe.

  3. Por qué se extraña, amogo ja, si esos personajillos son inevitables en el doble fondo de cualquier régimen clientelar. Hay trabajos sucios que necesitan operarios sucios, eso es todo. No esparará que un régimen encarge estas vilezas a un profesional. (Bueno, después de haber escrito lo anterior, no sé si desdecirme: me he acordado de mis propios compañeros).

  4. Fui expresamente a ver el espectáculo (no era otra cosa). El juez de turno actuó como un señor serio y puesto en su sitio, sin estridencias ni debilidades. Me atrevo a esperar un desenlace favorable a los empitonados por Chaves, un emperadorcito mal aconsejado en esta como en tantas ocasiones.

  5. Riquelme, sielo, tómame o déjame para siempre. El olvido será la tumba de nuestro amor imposible.

  6. Seguro que esto no será tumba política de los tres mosqueteros: el Pino, el Pizarro y el Chaves. Tenemos lo que nos merecemos, lo que elegimos una vez tras otra y van … Es la democracia, idiotas.

  7. Se trata de la sentina del régimen, eso es cosa sabida. Para los que ya peinamos canas, algún que otro cogecosas de los vistos en la Audiencia nos traía a la memoria al García Carrés del Sindicato de Actividades Diversas. Pura mafia, que no creo merecer, por más que sea aupada por un electorado encanallado.

  8. mi doña Faustina, of course que me lo sé! Además, yo mimo me lo digo,y a mucha honra.

    Hay días, así en que al leer la columna, se te cae el alma a los piés. Me habría gustado tener recursos para animar a don Jose Antonio y a quien se asoma por aquí, pero lo siento: estoy tan asqueada que no lo consigo.

    Me voy rápido en busca de consuelo: estoy leyendo una novela muy interesante.
    Abrazos a todos.

  9. No es justa con García Carrés ni con los cogecsas a que se refiere la columna, miss Molly, todavía hay diferencias para lo bueno y para lo malo. gmutliza aquí una palabra que en él no es frecuente: cutrez. Curiosamente otros testigos de lo de ayer la emplean también. Significativo, ¿no?

  10. Me imagino el escenario. Personaje que los cutres Quinteros de Utrera hubieran reflejado en uno de sus sainetes decadentes y descerebrados.

    Pués nada, queridos. El próximo Marzo a acudir a la pileta de la pocilga electoral a refrendar al Gorila Blanco.

    Y seguid enalteciendo a la maldita “Transición” que nos ha traído el espectáculo de la España chulesca, caciquil y toda una pléyade de siervos del amo.

  11. Vamos, Abate, que en su amada patria de adoipción tamoco es que tolo que reluciente sea oro moral. Es difícil alcanzarun grado de corrupción (políticamente ASUMIDA, ADEMAS, “EL 3 POR CIENTO”, RECUERDE) alcazado en Cataluña. En cuanto a la “maldita Transición”, no se corte, hombre, siga por donde va. Es admirable la facilidad con que el idiotismo nacional hace suyo el último tópico que se le ocurre al político ocurrente.

  12. Don josian ha tenido el buen gusto de no recordarnos que el tercer querellante de este caso, el jefe de escolta de Chaves, fue “ascendido” –¿”méritos”?– a alcalde de Sanlúcar la Mayor (Sevilla), donde inmediatamente “recalificó” a los sobrinos de Felipe González los terrenos que le habían comprado a un precio de risa a un pobre vecinillo. Clase que tiene el jefe…

  13. La prensa andaluza silencia hoy o comenta a media voz el juicio de El Mundo, a psar de que ¡¡¡hasta CanalSur y TOM Tom Benítez!!! mostraron ayer cierta comprensión por los hechos y se manifestaronen descauerdo (discretísimo, eso sí) con sus señoritos. Vean la situación real de Andalucía, la región donde se juega el futuro polítido de España: clientelismo, red cacique, dineros a manta, enchufes por doquier y, or si algo faltaba, control absoluto de la comunicación.

  14. Estuve allí!. Y coincido en todo lo escrito por nuestro anfitrión. Como complemento podéis leer lo que ha escrito Paco Robles: http://pacoroblesblog.blogspot.com/2007/11/el-miedo-la-verdad.html
    Coinciden en su apreciación de lo cutre de algunos de los “actores”. A mi me impresionó la respuesta que dio el llamado Castellano a la pregunta de que estudios poseía: Un curso de mes y medio en un sitio “indeterminado” de Barcelona. Era una versión “torrentesca” de Forrest Gump, o al menos es lo que pretendió aparentar. Como bien dice nuestro anfitrión, después de tres modernizaciones en Andalucía, miles de cursos de formación profesional que dan “gratis total” (?) los sindicatos, este hombre es un ejemplo de la Andalucía real, representa a todos aquellos que han aprendido que callados y si no molestan tienen un sitio, tienen donde cobijarse, siempre hay uno de su pueblo al que acude para que le resuelva los problemas, le da una tarjeta y se le abren la puertas. De verdad, ya voy en busca de los sesenta años, y recuerdo muy claramente el mismo comportamiento en el franquismo. Gente que daba una tarjeta, sólo eso una tarjeta, y se resolvían muchos problemas.

  15. ¡Qué joven es usted, mi don Berlin!

    ¿Alguien recuerda en qué publicación aparecía el carné de falangista del señor padre del señor Bono -qué otro Bono va a ser- expedido ¡¡en 1953!!? Claro que si el hombre era ‘del comercio’ no podía estar frente al Régimen. En 1952, 1 de abril, día de la victoria (Conmemoraciones y Efemérides), se suprimieron las cartillas de racionamiento y un camarada siempre tendría más facilidad de acceso con un carné en el bolsillo y una tarjeta de algún jefe local y/o provincial para según qué cosas y en según qué sitios.

    ¿La historia se repite como farsa?

    Yo tenía un camarada.

  16. Están ustedes hablando, muy poco seriamente tal vez, del clentelismo que ja denuncia por activa y pasiva hace mucho tiempo. Lo de la tarjeta, en efecto, es definitivo, pero lo que es una bomba es la imagen de ese sujeto teniendo en cuenta que sobre él se basa el “montaje” de los chavistas. No sé de que “excelencia” hablan estos tíos que recurren a mendas como los que aquí estñan apareciendo para sus trabajos sucios.

  17. El jueves está prevista la presencia de chaves ante el Tribunal, com testigo. Si aquí hubiera un partido conservador capaz de responder con reflejos a las situaciones, allí le esperarían unos miles de ciudadanos para exigirle que no trate de sikenciar al único peiódico que cuenta lo que los demás clla, sin ir más lejos, hoy mismo.

  18. Vaor y paciencia, buen amigom y trasmita a sus compañeros nuestro saludo cordialísimo. Ustedes n son conscientes quizás del bien que hacen. Si les cuesta caro hacerlo, mejor que mejor, crean a este hombre de fe.

  19. Buena crónica, señor anfitrión, nos ha permitido la sensación de haber estado en la Sala contempando esa vergüenza. ¿Seguiá manteniéndonos informados en días sucesivos? Hagalo, por favor.

  20. No se olvide que, en el nuevo Estatuto, la Administración de Justicia, esto es, la carrera de los jueces y fiscales, paa hablar claro pasará aúnmás a manos de los barandas autonómicos. Sé quién es el juez que preside este caso y me fío enteramente de él. Pero ¿podriámos fiarnos igualmente si el caso e hubiera caído en sus manos a algún “pretendiente” con ambiciones de futuro?

  21. Andalucía es ésta, no se empeñen en ideales. Tenemos que aguantarnos con lo que somos y lo que tenemos. No me explico como un hombre con la experiencia vital y política de jagm no se limita a constatar este hecho.

  22. Parece que vuelve a funcionar mi cajita mágica, así que vuelvo a la columna y parece que esto se anima algo.
    Don Meme, si sólo “se trata de constatar lo que se ve” no hay necesidad alguna , para unos de escribir y para otros, de leer y comentar.

  23. Anden con cuidado con el Chaves, colegas mundistas, que estos alcornoques tienen raíces profundas y ramas larguísimas. No se fíen de las apariencias y aten todos los cabos, ya que ellos tenen los sargentos y hasta los generales a su disposición.

  24. Hay un manifiesto de adhesión a estos dos periodistas ante la venganza de Chaves. Está en la Red. Si alguien lo tiene, por favor, que lo inserte aquí en el blog y diga si podemos firmarlos quienes no somos periodistas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

limpiar formularioMostrar los comentarios de la entrada

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.