El “Gobierno del cambio” debe aclarar enseguida la autenticidad o falsía de los videos que andan divulgando la imagen de las colas de inmigrantes ante un Ayuntamiento andaluz con la intención de censarse para adquirir el derecho a percibir la bicoca de la “renta mínima vital” social-podemita. De otro modo, estarán dando pábulo a la propaganda xenófoba que acusa a esos imprescindibles trabajadores de arrebatarle a los andaluces las faenas agrícolas de las cuales aquellos no quieren ni oír hablar.  Y por supuesto, corroborando la insensatez de una oferta humanitaria reconvertida, en la práctica, en un insostenible acicate a la holganza subsidiada. Vemos, una vez más, aunque impotentes, que la demagogia tiene los pies de barro.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

limpiar formularioMostrar los comentarios de la entrada

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.