Se necesita ser bobo para darle la vuelta a rapapolvo durísimo que el CSJA le ha dado a Griñán y a otros detractores de la jueza Alaya, defendiéndola –por unanimidad—ante ataques como el que el Presidente le lanzó el otro día en sede parlamentaria. ¡Pues no que dice su portavoz que la “inquietud y el rechazo” mostrado por los jueces del Alto Tribunal “le dan la razón a Griñán” en lugar de reconocer el morrocotudo revolcón que le han dado! En fin, las cosas hay que tomarlas según de quién vengan, y a lo mejor les ayuda a comprender esta bufonada, saber que ese “nini”, Mario Jiménez, espontáneo intérprete de magistrados, nunca acabó primero de Derecho ni lleva trazas de acabarlo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

limpiar formularioMostrar los comentarios de la entrada

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.