Pompas de jabón

Como pompas de jabón se ha ido desinflando – los ERE, el saqueo de los fondos de Formación, los amistosos “pelotazos”…– el escandaloso globo de la corrupción andaluza. Una a una han ido estallando hasta quedar reducido éste, como presumía la Junta investigada, a un simple “bluff”, lo que permitirá a la plana mayor del “régimen” afrontar sus inminentes juicios sin necesidad de ansiolíticos. Nunca sabremos ya, pues, si la juez Alaya infló ese perro o el toque está en que la juez sustituta Núñez lo haya pinchado en exceso, pero la realidad es que –como ayer decía aquí mismo Antonio R. Vega—“alentado por el propio hastío de la sociedad andaluza, que ya había interiorizado el fraude como un mal rutinario”, la Junta ha recuperado la tranquilidad perdida durante dos años y medio. Nadie escupe hacia arriba. La Justicia tampoco, claro.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.