No me parece razonable, más bien me resulta demagógica (no creo que desde el Poder s ele hubiera ocurrido formularla) la propuesta del presidente del PP, Javier Arenas, de que la Junta alivie la coyuntura familiar a base de ayudas para compensar el encarecimiento de las hipotecas. ¿Y por qué habría que cubrirles el descubierto con dinero público a quienes seguramente –a la vista está– compraron por encima de sus posibilidades, a lo peor una “segunda vivienda” o una “tercera”? No se puede zarandear a la Junta constantemente a causa de su política clientelar de subvenciones y exigirle al mismo tiempo una medida tan poco equitativa como es que entre todos se le pague el bien comprado al comprador más o menos imprudente. No hay mejor aval de la crítica opositora que el sentido común ni peor descrédito que la demagogia.

1 Comentario

Responder a Armando Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

limpiar formularioMostrar los comentarios de la entrada

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.