Parece que todo intento de instituir un “poder andaluz” está condenado al fracaso. Ni el PSOE, a pesar de ser un “régimen”, logró nunca desasirse de Madrid. El régimen de partidos debe de ser constitutivamente centralista, porque igual que al PSOE, el PP también traga cuando le toca. Y en fin, ahí tienen el bastizano que acaba de darse Adelante Andalucía en su intento de ir a las elecciones con marca andaluza propia y no como mero ingrediente de Podemos, ambición rechazada de plano no sólo por el bando iglesista sino por los comunistas residuales y hasta por el satélite de Errejón.  Como dice la chirigota, “en Cádiz hay que mamar”… cuando los dispone Madrid.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

limpiar formularioMostrar los comentarios de la entrada

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.