Tiene bemoles que sea la voz de la ministra de Igualdad (de sexos, de la otra ni mentarla) la que se alce para proclamar –ante la intención del ayuntamiento de Coín de prohibir el uso público del burka—que “seguro que los ciudadanos de ese pueblo tienen problemas más importantes de los que preocuparse”. Y los tienen, seguro, aunque, por una vez, podamos estar de acuerdo con su criterio, siempre que no se incluya esa bobada de que, a este paso, vamos a tener más prohibiciones municipales de burkas que burkas hay en España. ¡Lo que hay que oír! Eso sería normal que lo dijera usted o yo o el ministro de Economía, pero en boca de una ministra del ramo viene a ser como la prueba del 9 de su propio camelo.

1 Comentario

  1. I was wondering if you ever considered changing the layout
    of your blog? Its very well written; I love what youve
    got to say. But maybe you could a little more in the way of content so
    people could connect with it better. Youve got an awful lot
    of text for only having 1 or 2 pictures. Maybe you could space it out better?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

limpiar formularioMostrar los comentarios de la entrada

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.