Ha resultado de los más ilustrativo seguir la información que la prensa sevillana ha ido ofreciendo a sus lectores sobre el juicio promovido por Chaves y los suyos contra el diario El Mundo. Sobre todo para los asistentes a las sesiones, que son quienes pueden dar fe, por haberlo visto, de que esos informantes asistían realmente a esas sesiones tan poco parecidas a las que ellos retrataban. Pocas veces como en esta ocasión se ha visto funcionar el mecanismo oculto del “régimen”, que es el que pudiera tener acaso algún interés todavía, pues nadie en sus cabales necesitará comprobar, a estas alturas, que la radiotelevisión pública –es decir, la que pagamos entre todos y se hace llamar cínicamente “La Nuestra”– no es imparcial, por la sencilla razón de que no puede al ser una empresa pagada y controlada por la presidencia de la Junta. ¿Cómo podría cuestionar siquiera a Chaves una tele que dirige su ex-portavoz y en la que la mera no asunción ciega de la disciplina de partido se paga en los pasillos? Impensable, claro. Ahora bien, ¿y los periódicos, algunos declaradamente órganos de partido pero otros bien acreditados, por qué los periódicos han ido desinformando a sus lectores jornada tras jornada contándoles cada día lo distinto e incluso lo opuesto a lo sucedido en la Sala? ¿Tanto le debe esta industria al Poder como para posicionarse de entrada a su favor renunciando por completo, no ya a la Verdad, que ésa es noción siempre cuestionable, sino a la realidad? Pues ha parecido que sí, a la vista del empeño demostrado en retorcer los argumentos del plenario para insistir en las tesis de la acusación chavista, justo las que han sido pulverizadas en la ejemplar sentencia conocida el viernes. No se muerde la mano de quien te da de comer, se comprende. Desde una severa dieta moral, ese adagio se revela luminoso.

                                                                xxxxx

Claro que la prensa no es lo que se ve, esos chicos/as que hemos visto caracolear alrededor de los abogados acusadores para reproducir al día siguiente sus criterios como si fueran la realidad. Fíjense, hasta concedería que algunos de ellos, quién sabe si muchos, hubieran preferido jugar un papel menos desairado, por la razón sencilla de que el periodista, bueno o malo, pringadillo o de postín, siempre prefiere la noticia, y no digamos el notición, al manoseo de las consignas. Desgraciadamente, con inconveniente frecuencia, los periódicos no se hacen en la calle sino en los despachos, como ayer mismo pudimos comprobar con sólo leer los titulares (que obviamente suelen decidir los barandas) que, a más a más, volvían a tergiversar maliciosamente lo sentenciado. Uno de ellos burlaba al quiebro anunciando sólo que Chaves piensa recurrir –¡vaya novedad!–, otro contorsionaba hasta el extremo de decir que la sentencia había absuelto a los (¡compañeros!) periodistas “al no exigírseles la verdad”, grandiosa mentira como puede comprobar quien quiera leer la letra del juez, y el de más allá, simplemente callaba. Da igual, porque no se trataba de conocer la realidad comprobada y tan cumplidamente expuesta por el juzgador, sino de bailarle el agua al señorito para seguir en el colmao, y a los lectores que les fueran dando. Pero yo disculpo a los plumillas (como decía González,”animus iniurandi”), ya digo, porque comprendo que ni para esas criaturas ni para nadie debe de ser plato de gusto ejercer de palmeros en un oficio libre por definición, acaso hacer de tripas corazón bajo el ceño del “dire” o con el aliento del dueño en el cogote. En El Mundo no ocurren ese tipo de cosas y no estaría yo seguro de que esta circunstancia no haya funcionado como un incentivo adverso en alguna mente oprimida, forzada a violar sinécdoques o a construir palíndromos a la hora de escribir su crónica. Duro oficio, el periodismo apesebrado. El otro, el libre, nos sale por un ojo de la cara pero nos deja ileso el otro para que siquiera nuestros lectores puedan seguir viendo claro.

29 Comentarios

  1. Nada que añadir. Está claro como el agua: al parecer, la libertad de expresión, que me imagino que es el juramento hipocrático de quienes escriben en los papeles, cobran del chau-chau de la radio o hacen sus monerías en la tele, es un término obsoleto. Se come mejor bajo techo en el pesebre del régimen. Al que le pique que se rasque.

    Me han decepcionado sobremanera dos personas a las que he estado siguiendo unos días, desde que leí el pdf de la sentencia. Dos columnistas sevillanos que estaban en la trabajadera del D16 de Andalucía y que no dudaron en arrimar el hombro cuando EM era casi tan sólo un proyecto más o menso dudoso.

    Si no me bailan las fechas, el Abc verdadero –como le llama Anson, que tampoco es que sea un santo al que enciendo lamparillas- en el 2001 aún estaba bajo la égida de los Luca de Tena. Hoy proclamo sin ambages que la empresa que lo tutela es probablemente la más acomodaticia, pesetera y lameculos de toda la farfolla mediática.

    En cuanto a ‘la nuestra’, que dicen bien, pues es ‘la Suya’, la de ellos, los señoritos que democráticamente –miren mi dedo corazón enhiesto- apacientan a un redil manso, clientelar y subvencionado, es, no la voz de su amo, sino un componente importante del holding que maneja los dineros andaluces como les sale de su santa entrepierna. Lo siento, pero un arcada me anuncia que no puedo alargarme más.

    Ah, bueno. Que dejen el cava catalán para los que hablan ese idiomita. Si no toleran letreros en español ¿por qué habríamos de aumentar su balanza de ingresos con nuestros sucios euros de país de segunda?

    Tampoco me lo puedo dejar atrás. La muerte de esa mujer, la madre de Iván y Sara deberá pesar como sangre derramada sobre algunas conciencias. Pero me temo que esa palabreja no viene en los diccionarios de según quienes.

  2. JAGM es un hombre de honor y excelente pluma. Hay siempre motivos para ser feliz en Andalucía, por personas como el, que son como encinas fuertes, que aguantan frios y caniculas, dando frutos de sabiduría y sombra de apacible y acogedora razón.

    ***********************************************************

    A Icaria
    «miren mi dedo corazón enhiesto», fantastico insulto, proclamo.

  3. 19:01
    Todo está dicho alto y claro. Eso explica la ausencia casi total de comentarios y casi el mío que incluyo porque me lo inspira un artículo publicado en la página 56 del suplemento MERCADOS de EM cuyo link no incluyo porque no lo encuentro por ningún lado. Por lo tanto copio a dedo la esencia que se resume debajo del titular para que puedan ver como la mugre se extiende a todo el mundo empresarial:

    Titular:
    “¡’Alierta’ roja! Llega el 9-M y no hay claro ganador”

    Resumen:
    “El presidente de Telefónica puede poner de moda dedicar una vela a Dios y otra al diablo ante la apretada campaña electoral que se avecina. Muchos empresarios siguen creyendo necesario tener personas con contactos políticos en sus consejos de administración para que les abran puertas o para que las distintas administraciones no se las cierren.”

    Piense y medite.

  4. Quizá don Griyo esté en lo cieerto, como de costumbrem y estas soledades no sean sino consecuencia de una especie de descanso que se toma el personal que el orto día, hay que resaltarlo, estuvo fenómeno. EM debe estar orgulloso de lo bien que ha caído la sentencia entre la gente de bien y, lógicamente, de lo mal que le ha sentado a los del pesebre inconmensurable. Alguien me mmuestra una miserable carta al director en un periodico de Sevilla: un periodista (¿) sin obra alguna, protestando porque la Asociación de la Prensa se solidarizara en su día con EM tocante al pleito. No dice dos cosas: una es que su mujer fracasó en laselecciones a esa institución profesional; otra es que él mismo fue un enchufadomillonario en una Diputación sociata hasta que tuviweron que echarlo por inútil. Así se escribe la historia.

  5. Gran denuncia, ponderada, severa, antigremialista, que donde debe de escocer mucho a lis paniaguados, es decir, en ese fondo bueno soterrado que ja quiere suponer les queda. No estoy tan seguro porque bien sé que elpecado acaba empecatando…

  6. Varapalo sin esconderse, como los buenos picadores. Una pregunta, no osbtante: ¿de verdad es para isted, don gm, una novedad la cobardía y el servilismo de esos colegas?

  7. Es verdad lo que dice el artículo, por lo que yo sé:lo que he ido leyendo con preocupación en los periódicos sevillanos rseulta inverosímilpara cualquier persona conocedora del derecho que haya leído esa sentencia tan ponderada. Que al señor que firma Sociata lemieste no me extraña ni creo que deba importarnos a ninguno.

  8. Sociata, vais de culo, os ha salido el tiro por la culata (o quizá es que os ha entrado por el culete, je je). Nop te cabrees, pichita, no siemrpe vais apoder comprar los jueces como es vuestro proyecto desde hace mucho, coño, desde que anunciásteis la muerte de Montesquieu.

  9. Creo que la gente se ha volcado tras el partido del año, pero la columna merece un elogio proque no es cómodo enfrentarse a esa chusma del oficio. Claro que en todos los oficios hay una chusma semejante. En estre sentido, la experiencia de los periodistas perseguidos de El Mundo puede servirnos a todos.

  10. Sociata, para el cabreo agua. Yo también he leído la carta a que se refiere don Estuario y doy fe de que es una caca. Acaso no podría ser otra cosa saliendo de ese bolígrafo alquilado.
    En serio, el servilismo de la prtensa andaluza es un gravbe obstáculo para la democracia real, a eso es a lo que me parece que se refiere la intención de ja en la columna de hoy.

  11. Por orden. Doña Icaria, unas flores para usted; don josian, una espada (del Cid) de mi parte y de la de mis comadres. Sociata: vete.

  12. Les da flojo y fuerte,señor mío, ¿no tiene usted miedod e sentirse solo (con unos cuantos resistenets más) en este desierto moral y ético?

  13. Se lo merecen. Pero no olviden que gentuza de esa hay en todas partes. En la gran presna yanqui hay muchos submarinos, muchos vendidos, muchos empleados de lobbies, más de un palanganero. O en Francia (el jefe lo sabe biemn desde hace mucho,como yo mismo).EM estyá haciendo un papel impagable en esta difícil coyuntura, pero quizá en Andalucía más que ninguna otra región de las Españas.

  14. Otro que leyó la cartita.Yo que El Mundo de Andalucíala publicaba facsimil acompañada de los curricula del firmante y de su Elisa Beni correspondiente.

  15. Notable el sentido de la lealtad amistosa de jagm, vergonzosos los silencios denunciados, y en especial los aludidos por Icaria, lo que cuentan ustedes de la cartita del plumilla, normal, me parece a mí.
    EM ha reaccionado con elegancia y mesura tras la sentencia. En mi opiniuón haría un servicio al público perdiendo esa especie de miedo estético que, enm definitiva, a quien beneficia es a los cobardes y a los mangantes.

  16. Una pena lo que cuenta y de lo que protesta. Le doy la razón al anterior bloguero: debenm ustedes eprder su timidez relativa o sentido excesivo de la elegancia, e informar a la gente, a cuanta más mejor, de cómo están las cosas en el mundo de la información y de la opinión andaluza.

  17. Larguen leña, por favor, no sean tan comedidos. La columna de hoy (con la de LMFuentes del otro día) valen más delo que creen ustedes, porque mucha gente no se entera de que esto, como dice don ja, es una INDUSTRIA, servida por interinos acojonados.

  18. No hace tanto tiempo uno de esos serviles/vendidos/alquilados la tomó con jagm en Huelva, desde un chiringuito del PSOE que vive a costa de la generosidad de los onubenses administrada por el Puerto (y lo siento, sr.gm, por la parte fa,iliar vque le toca) aparte de alguna otra institución (de casi todas). El imbécil no encontró mejor argumento que llamarle hipocondriaco y este hombre ni se inmutó. Yo le escribí a dos periódicos locales y nunca me publicaron mis cartas. Todo encaja, esto es un rompecabezas o un mecano, y las instrucciones para el juego sólo las tiene el PSOE.

  19. Me extraña que nadie haya reparado en algo que dice el Comité Mundial de la Libertad de Prensa: invita al presidente Chaves a «recobrar la sensatez democrática», lo que supone tanto como afirmar que en este momento al menos, carece de ella y nos gobierna insensatamente. Como los anteriores, tambien opino que El MUndo debería refrozar eleco de esta sentencia que para en seco a estos todolopuedo.

  20. En efecto, he esperado al final del Madrid-Barça para adherirme por compelto a las severidades de jagm. Pero leyendo a quienes me anteceden me identifico sobre todo con quien le pregunta si para élkes noticia que haya tanto periodista vendido.

  21. Gracias, mi don Quercus, pero no es la primera vez que utilizo la imagen del dedo. Epimorcilla creo que me dijeron una vez, por lo que me repito.

    Doña Clarines, amor, va usted a arruinar a mi botica porque con sus chutes de autoestima me estoy retirando de los psicofármacos. Un beso castísimo y que pase -extensivo al bloguerío en plenario- una buena Nochebuena. Muá.

    Huy, perdón, aquí Icariamorcilla: El cava catalán déjenlo para los que hablan el idiomita. Desde la sidrina al espumoso extremeño o a las mil opciones de caldos españoles, hay donde elegir. Yo bebo estos días vino de mi tierra, ecológico e inocente. Lástima que se me está acabando la reserva.

  22. Consuelo, doña Icaria: Madrid 1, Barça 0. Ya sabemos que no gusta del balompié pero no dude que ahí es donde más le duele a los del cava y las camisetas.

  23. Lo que no sé es si jaghm incluye en los silenciosos a sus amigos del alma (hay algunos que han callado ignominiosamente, otros no, como José Aguilar) o los deja al margen por las razones que sean. Yo no los dejaría, coincido con doña Icaria, esa mujer sabia y justiciera.

  24. Bienvenido, don Blas, pero no le dealñ jefe abrazos de oso, que es lo que le falta a este hombre. Suscribo lo dicho por el ilustre Ropón.

  25. Ejemplar rapapolvo. Ni para atizar una justificada coz (tómese en el buen sentido dela imagen) pìerde don ja las buenas maneras del estilo. Como el otro día cuando lo de Gadafi (que él unas veces escribe con una efe y otras, con dos, creo que por influencia/cofusiín francesa), que me encantó por los huevos tanto como por el fuero.

  26. 01:59
    Bueno, parecía que no se asomaba nadie y era por el furbo.

    ¡¡¡Visca el Madrid!!! Y feliz Navidad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

limpiar formularioMostrar los comentarios de la entrada

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.