En poco tiempo, el que media entre la aprobación de los Presupuestos autonómicos y la actualidad, la Junta ha pasado de predecir un discreto nivel de paro y prometer el pleno empleo a admitir que este año su previsión va a verse doblada en la realidad. Eso se llama hacer las cosas a ciegas, si es que no preferimos hablar de voluntarismo algo cínico, porque la realidad es que la negación de la realidad por parte de nuestras Administraciones se ha convertido en el peor aliado de la crisis. Se dice que hay ya un millón de parados sin cobertura social alguna. Jugar el engaño a corto plazo, como han hecho el Gobierno y la Junta, no tiene perdón.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

limpiar formularioMostrar los comentarios de la entrada

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.