Parece ser que el Tribunal Supremo, con la que está cayendo, anda deliberando sobre si confirmar o no el criterio de la Audiencia Nacional de que el amor platónico no constituye, en derecho, una atenuante cualificada ni sin cualificar. El debate se ha suscitado en torno al caso de una asesina terrorista que alega, por boca del psicólogo de su defensa, que actuó “trastornada mentalmente a causa del amor”. También acabo de leer en la prensa gratuita –hay que leer de todo, repito siempre—una información que recoge la autorizada opinión del Defensor del Menor que, echándole el cierre a la Caverna (a la mítica, no a la real), sostiene por su cuenta y riesgo que “el amor platónico no existe” sino que “es un sueño imposible de alcanzar que lleva al que lo siente a volverse loco”, tragedia con fundamento fisiológico claro pues en el mismo papel se informa, bajo la autoridad del University College de Londres, que el amor sube la prensión sanguínea, provoca taquicardias y rebaja la inteligencia. Jueces y fiscales deberían estar al tanto de estos hallazgos de la ciencia, porque a ver cómo no contemplar con lenidad a una asesina enamorada sabiendo –siempre por cuenta del mismo ‘College’—que hay miradas furtivas que provocan reacciones en el núcleo estriado ventral, responsable último de las reacciones placenteras. Lo que faltaba en nuestro panorama jurídico era este impacto soberano del viejo sentimiento-rey, aplicado, por si fuera poco, a los delincuentes más abyectos que, aunque a muchos nos cueste creerlo, además de su arma en su armario, tienen su corazoncito y, por supuesto, su núcleo estriado ventral. No les quepa dudas de que el futuro del derecho, al paso que va la burra, pasará por la bioquímica.

xxxxx

Ya en la parte seria del espectáculo hemos podido escuchar, transcrita en este periódico, la conversa fina mantenida por el pagador de los sobornos a ETA en que le cuenta a un cuñado suyo cómo fue avisado por dos policías –en la vieja clave de las botellas de vino que ya utilizaba Queipo en sus charlas radiofónicas—de que estaba siendo vigilado e iba a ser detenido en Francia si le pillaban con el soborno. Un momento estupendo, no cabe duda, con Garzón tendiendo puentes a Batasuna, los altos ropones enredados en deliquios amorosos y “la txacurrada” (la expresión es del pagador, no nuestra) haciendo de correveidiles entre Fouché y el Terror, siempre con la vista puesta en “no fastidiar el proceso” famoso que, desde hace un tiempo, postula orteguianamente la circunstancialidad de le Ley en vez de su rigor. Vamos a ver qué hace la Justicia, en fin de cuentas, siempre que no le robe el titular ese pregonero de san Fermín que parece que se negaba a dar el viva tradicional al santo obispo a la hora del chupinazo y, por supuesto, contando con que el Defensor del Menor no siga boicoteando con su antiplatonismo el finiquito del que depende la permanencia de ZP en su inesperado sillón. Personalmente me quedo con el cuento de las botellas, y la imagen de esa pasma connivente –los hilos de cuyo guiñol nadie sabe quién maneja aunque tampoco resulte tan difícil imaginarlo, ésa es la verdad, repasando lo que sabemos desde el 11-M hasta el día de la fecha—que, para que veamos lo que son las cosas, han coincidido en su clave con “el traidor Queipo”, que es como los fascistas de casta llamaban desorientados al faccioso por su vidrioso pasado republicano. No quiero ni pensar, eso sí, en lo que hubiera sido de esos ‘txacurras’ (perros, literalmente) si el espadón mentado los hubiera pillado previniendo de su detención a un presunto delincuente o si un abogado hubiera osado proponer en sus implacables consejos de guerra sumarísimos, a favor de una terrorista, la atenuante de enamoramiento. La ucronía es siempre arriesgada, pero me cuesta evitarla en este caso aunque Platón ande en él de por medio.

7 Comentarios

  1. ¿Lleva o no lleva servidora razón si afirmo que tenemos un Anfi que vale su peso en oro molido? ¿Quién va a estas alturas a dudar que de Platón, o antes, para acá hasta nuestros días se lo sabe todo, se lo ha leido todo, lo recuerda todo?

    Hoy, en día de tribulaciones varias y múltiples, desde el luto previsto y pregonado por la chapuza en el subway valenciano, al luto imborrable en el corazón de la madre de Pagaza, se cachondea y hace bien y nos hace partícipes de la guasita, sobre esas minervas que conducen nuestras vidas desde sus palacios, sus puñetas y sus ignorancias.

    Qué bien traído lo de las botellas de la mula que pasaba los euros y las botellas famosas de Queipo -Quipo lo llamaba uno que me contaba historias de primera mano acerca del Carabinero Mayor- y la puritita cerrazón mental, o algo peor aún, del mastuerzo que pregona a San Fermín sin nombrar al santo.

    Y elige con cuidado la guinda y nos la da a saborear: se limita a llamarla bioquímica del núcleo estriado ventral aunque estoy segura que bien sabe que se trata de neurobiología. Tal vez lo encuentra excesivo y deja que una pedantona como yo lo puntualice.

    Menos mal que en este rinconcillo de butacas de cuero viejo en el infinito salón cibernético aún podemos encontrarnos cuatro demodés y guiñarnos unos a otros. Y otras, que diría el Ibarreche que es la leche.

  2. El gobierno no derogará la ley de partidos.
    Entendido. Esto es porque más adelante la utilizará para ilegalizar al Partido Popular.

  3. Paseo por el amor y la muerte, ¿se acuerdan ustedes? ¡Una asesina fría alegando que estaba enamorada platónicamente! Habría que aplicarles la lógica de Platón y los rigores de su República, para que se enterasen. De todo lo que está ocurriendo el mayor escarnio es el número diario de los etarras en la Audiencia Nacional, aptenado la vitrina y burlándose de esos jueves acollanados. Uno echa de menos –para estps casos– um TOP y un juez Gómez Chaparro, que se iban a enterar.

  4. Yo recuerdo que los rojos llamaban borracho a Queipo por la anécdota que con tanta ocurrencia repite jagm, y me divierte este parangón: etarras-Queipo, dos terrores reunidos por la lógica de la Historia. El buen Hegel, maestro, que no descansa ni en su tumba.

  5. De acuerdo, ZP no va a la misa de Ratzinger porque es agnóstico. Pero entonces, ¿por qué recibe y abraza al asesino que manda en China,. pongo por caso? El PSOE ha estado enviando embajadas a Corea del Norte hasta hace poco. ¿Es necesario subrayar el error o la malicia? Este antiamericanismo simplista que está de moda no nos lelvará a ninguan parte buena. El anticlericalismo, tampoco.

  6. Es la hora del escarnio, del entreguismo, de la rendición. Por eso los jueces no se atreven a levantar la voz, por eso esa chusma de cobardes –son proverbiales sus cobardías ante los polis– se crece, por eso Garzón, que se está dejando melene como Búfalo Bill, cede ante Batasuna y le guiña un ojo al PSOE a ver si esta vez hay suerte y le paga bien, pues qué sé yo, con un buen Supremo o algo así. Lo del amor platónico, otra tomadura de pleo más. No se tomen en serio las bromas: entiendan que los terroristas saben que están ganando cuando lo tenían casi todo perdido, y es natiral que eso les dé fuerzas y ánimo.

  7. 21:48
    Sr. Profeta. ¿Tenía información privilegiada?

    Solo han pasado unas horas y la Sra. Fernandez de la Vega ha acusado al presidente del PP de insumiso y de haberse puesto fuera de la Ley.
    Me da grima.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

limpiar formularioMostrar los comentarios de la entrada

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.