Otro asalto en La Dehesa Golf, y van once. Los vecinos anuncian movilizaciones indignadas que, aunque poco probables a mi modesto juicio, estarían del todo justificadas. Si el PSOE pilla al PP en el Ayuntamiento de Aljaraque con la que está cayendo, arde Troya por sus cuatros costados. El PP ha pillado al PSOE y ahí lo tienen, apenas una tibia reacción. La hegemonía “sociata” se funda, a ojos vista, en este dominio de las técnicas de movilización social, y simétricamente, el atasco “popular” debe mucho a esa insalvable incapacidad suya para mover a la gente. Pero once asaltos en tan poco tiempo -¡y en ese barrio!– suponen un fracaso entero y pleno de la autoridad gubernativa. Ni les cuento desde cuándo estarían las huestes de doña Petronila acosando al impotente subdelegata del Gobierno, si el subdelegata no fuera “uno de los nuestros (suyos)”. No sé por qué me da que esas movilizaciones que ahora no tienen pinta de llegar lejos hubieran sido feroces en el caso que digo. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

limpiar formularioMostrar los comentarios de la entrada

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.