Todos hemos visto a Chaves abucheado el domingo en Sevilla por sus propios correligionarios de la UGT. Muchos lo habíamos visto también encabezando desde la oposición manifestaciones contra el Gobierno legítimo y, precisamente, por causas, que cuando él gobernó se repitieron sin mayor estrépito. Aquello de que quien siembre vientos recogerá tempestades, siendo cierto también que el partido de Chaves ha organizado con notable éxito graves agresiones a su adversario, como las ocurridas tras el 11-M. Hay políticos amortizados y políticos sin prórroga posible. Todo indica que Chaves es uno de ellos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

limpiar formularioMostrar los comentarios de la entrada

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.