No ha estado afortunada Esperanza Aguirre, ni mucho menos, en su forma de criticar el sistema –sobradamente criticado desde la seriedad—del subsidio agrario. Lo que no supone, en modo alguno, que ese exceso retórico “ofenda” a los andaluces, una mayoría importante de los cuales es igual de crítico o más con ese sistema asistencial que ella misma. Y en definitiva, tampoco debe servir para ocultar la descarada maniobra electoralista que ha supuesto la reducción de las peonadas que dan derecho a percibir esa ayuda, tan justa en muchos casos como impropia en tantos otros, a la que se aferra visiblemente el “régimen” autonómico andaluz.

1 Comentario

  1. Valeroso comentario. Hay que ser independiente si queremos salvar del desprestigio a nuestro propio sistema de gobierno autónomo. Lo malo es que esto que acabamos de leer se atreven a decirlo pocos publicistas. Aquí tenemos la suerta de contar con uno, nada sospechoso de recaccionario, por más que se empeñen algunos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

limpiar formularioMostrar los comentarios de la entrada

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.