“No es lo mismo un mapa rojo con una mancha azul que un mapa rojo entero”, decía la presidenta Díaz en campaña. Bueno, pues ya tiene ahí un resultado regional bueno, justo en el peor momento registrado en la vida del PSOE y que, entre otras cosas, presenta a la mirada manchas de diversos colores. De nuevo volvemos a la teoría de que no gana el PSOE sino que pierde el PP. Pero ahora la diferencia es que uno y otro se llevan su respectivo papirotazo de castigo en lo alto. De acuerdo, Susana y su liderato de tómbola, salen reforzados hacia dentro. Pero ¿y hacia fuera, quién gana hacia afuera? Pirro se ha instalado en el palacio de San Telmo sin dar explicaciones, de momento. ¡Y parece tan contento, oigan!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

limpiar formularioMostrar los comentarios de la entrada

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.