Ya veremos que sale de la comisión investigadora que el Ayuntamiento de Bollullos acaba de formar para ver qué ocurrió con el destino, presumiblemente desviado a donde no debía, del dinero recibido de la Junta y de la Diputación en subvenciones de carácter finalistas. Se adelanta que se hicieron mil contratos para enchufados en vísperas de elecciones, algo tan burdo que cuesta creerlo incluso tratándose de quienes se trata, pero desde luego era lo que le faltaba al PSOE en medio de esta debacle en la que diariamente crecen los enanos del circo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

limpiar formularioMostrar los comentarios de la entrada

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.