El inventor de esa estrategia que convierte la autonomía en un ariete contra el Gobierno de la nación cuando éste no es un “gobierno amigo”, es decir, Manuel Chaves, insiste en la idea de convertir este 28-F en una jornada de “lucha reivindicativa”, ni que decir tiene que contra Madrid en exclusiva. Lo mismo hace la Junta con sus dos cabezas, acordes por una vez en el fondo PSOE e IU, como si de la situación actual no fuera responsable la estructura autonómica y nada tuviera que ver con la ruina andaluza un desgobierno rutinario que dura ya más de treinta años. Mañana quieren buscar en la calle lo que se les negó en las urnas. Los malos tiempos son siempre propicios a la demagogia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

limpiar formularioMostrar los comentarios de la entrada

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.