Dice un baranda del PP que sería bueno (para su partido) que la sentencia de los ERE se conociera antes de las inminentes elecciones. ¡Toma, y la de la Faffe y la de Invercaria y la de …! ¿Será por “casos pendientes? Hoy mismo va a conocerse la hojaldrada que condena a los golpistas catalanes y ya verán como todo sigue igual a no ser que la contumacia golpista haga estallar la olla. Es notable ese despiste que cree todavía en que el electorado es sensible a la corrupción cuando la realidad es que, más allá del ruido, el votante español indulta por sistema las mangancias de los políticos. La fragilidad de nuestra democracia debe mucho a esa piel de elefante que recubre al cuerpo electoral desde que decidió indultar benignamente a Juan Guerra.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

limpiar formularioMostrar los comentarios de la entrada

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.