A pesar del poco peso parlamentario que la Izquierda andaluza tiene en la política nacional o más bien a causa de ello, el PSOE parece dispuesto a apostar electoralmente a tope por Andalucía, el feudo perdido y en el que la trapisonda municipal sevillana amenaza con añadir a un eventual fracaso del improvisado candidato Muñoz, una más que probable debacle en las autonómicas. Tres ministras se han bajado al moro andaluz para solemnizar el relevo en el Ayuntamiento de Sevilla pero ni eso permite confiar en que Muñoz no sea relevado por otra minerva más placeada. Andalucía –la gran menospreciada junto a la comunidad madrileña– se convierte así, pues, aunque tal vez demasiado tarde, en primer objetivo para el aventurerismo sanchista.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

limpiar formularioMostrar los comentarios de la entrada

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.