Los sindicatos mayoritarios, CCOO y UGT, tan “verticalizados” ellos como muestran los hechos y corrobora el BOJA a golpe de subvención, han acusado a sus rivales que defienden la causa justísima de los funcionarios frente al “decretazo”, poco menos que de franquistas, metiéndose así definitivamente en un jardín de lo más intrincado. Griñán, por su parte, no puede dar ya un paso sin toparse con una bronca pública y eso resulta insostenible para la dignidad del cargo. Hay que insistir: ¿qué es eso tan vital que se juegan la Junta y el PSOE en un decreto que parecen dispuestos a pagar un precio tan prohibitivo? No reconsiderar esa apuesta estando aún a tiempo puede que acabe suponiendo el principio del fin del mismo “régimen”.

2 Comentarios

  1. Los sindicatos verticalizados que soportamos hace tiempo que perdieron el norte. Un ejemplo que no viene a cuento, pero cuenta. Si los responsables sindicatos se dieran vuelta por las obras privadas y públicas, por ejemplo en calles de Sevilla, dónde son frecuentes los accidentes, observarían que no se suelen usar medidas de seguridad, dirán que vaya la inspección de trabajo, pero normalmente las empresas ponen a disposición de los trabajadores los medios de protección, no se suelen usar y la culpa después a las empresas. Peor aún cuando por usar mal la pala, otro ejemplo, se produce un esguince. Pero aquí para enseñar a usarla hay que haberla doblado alguna vez y, en este hipotético caso, poco podrán aconsejar los sindicatos, lamentablemente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

limpiar formularioMostrar los comentarios de la entrada

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.