En el ajedrez sociata, el alcalde de Dos Hermanas, Francisco Toscano, un histórico donde los haya, le ha comido a Griñán una pieza gorda por haber intentado aquél comerle la suya; traducido: le ha hecho perder al partido la FAMP–una vez que el partido decidió sustituirlo a él por su peor enemigo– al forzar con su dimisión que la Presidencia pasara reglamentariamente a la alcaldesa popular de Marbella. Donde las dan, las toman, por supuesto, y más si una cúpula de un partido que acaba de perder las elecciones y depende de Valderas para mandar, no conoce los bueyes con que va arando. Griñán está de prestado en la Junta y en tenguerengue en el partido. Lo prueban estas sublevaciones que se tiene que tragar.

1 Comentario

  1. Estoy absolutamente de acuerdo cuando dices que todo el que delinque deber pagar por ello,pero en la relación de casos delictivos incluyes a Conde, que es el único que ha pagado con creces por pagar al PSOE un impuesto revolucionario , no crees que no cuadra en esa lista?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

limpiar formularioMostrar los comentarios de la entrada

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.