Penoso escuchar a la portavoz municipal del PSOE oponerse en el Ayuntamiento de Huelva a la solución sin más del urgentísimo Plan de Inclusión, de cuya imprescindible financiación nada quieren saber ni Gobierno ni Junta. Más penoso que Chaves haya guardado en un cajón desde 2003 el proyecto de ley de Inclusión Social que el Defensor reclamaba con inútil energía en 2007, entre otras cosas porque en él se establecería la “renta básica de inserción”, agua de mayo en esta coyuntura atroz de la crisis. ¿Los pobres? Bueno, hablar de eso dicen que es demagogia. En este teatro político hay demasiados figurantes que creen ya que fuera del interés de partido no hay nada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

limpiar formularioMostrar los comentarios de la entrada

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.