¡Pues anda que no pide nada el PP cuando negocia el cambio en Canal Sur! Nada menos que sustituir al fiel insustituible –¿o por qué se cree el PP que el PSOE puso a ese interino?–, reducir el biempagado Consejo de Administración y poner el ente en manos de profesionales. “¡Amos, anda!”, le dirían en Madrid. Una televisión del “régimen” no puede ser más que una televisión del “régimen, valga la tautología, y eso requiere un director partidista y un colocadero pingüe para los descolgados del Poder y de la Oposición (que también come), lo cual supone, sí o sí, excluir a los expertos y sustituirlos por los adictos. Esos “entes” autonómicos –en Sevilla, en Madrid, en Bilbao o en Barcelona— ha sido siempre la voz de su amo. Lástima que, cuando pudo ocurrir, el PP no pudiera demostrar que me equivoco.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

limpiar formularioMostrar los comentarios de la entrada

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.