El subdelegado del Gobierno se ha negado a prorrogar el plazo legal establecido para presentar alegaciones al proyecto de oleoducto del Grupo Gallardo como solicitaban IU y otros grupos. Ahora, las prisas, como puede verse, una vez que la “hipótesis” de la consejera Castillo se ha demostrado como gran camelo y al PSOE empieza a incomodarlo la generalizada exigencia de que se aclaren los intereses que subyacen en el proyecto. Por el contrario, frente al proyecto municipal del Ensanche Sur, Chaves pasa de su propia palabra y manda parar motores en la Junta a pesar de el parón no sólo perjudica a los onubenses y sus consistorio sino que supondrá una grave perdida de empleo en la construcción y en multitud de sectores indirectamente involucrados. Prisas para los “amigos políticos”, pausa, pachorra, para aburrir a los rivales. Este Alcalde se ha convertido en una obsesión indisimulable del PSOE y Chaves prefiere pasar por felón faltando a su palabra antes que colaborar con nuestro Ayuntamiento.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

limpiar formularioMostrar los comentarios de la entrada

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.