No estuvo en Madrid para asistir a la presentación de nuestro Festival Iberoamericano de Cine la vicepresidenta de la Diputación y candidata a la alcaldía, Manuela Parralo. Dice que perdió el AVE –toquen madera…– enfatizando la excusa, pero lo que esta ausencia deja claro como el agua es que la larga pelea que, después de más de treinta años, por poco nos deja sin Festival, no era sino otro forcejeo de partidos, un tirón más de la alforja del Superalcalde, y que una vez liquidada esa cuestión, ya el jodido Festival interesa poco, al menos hasta que lleguen las cámaras y haya ocasión de posar para la galería. Cualquiera puede perder el AVE –¡que nos lo cuenten a los onubenses!—pero no resulta fácil admitir que lo pierda un responsable político cuando la ocasión es relevante. ¡Enseguida pierde el AVE Parralo si se llega a tratar de recibir a ZP en Santa Justa! Pues eso, que van a lo que van. A lo que no van, ni siquiera acuden. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

limpiar formularioMostrar los comentarios de la entrada

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.