Por si no sobraran memos e “illumiti” aspirantes a “cabezas de ratón”, ahí tienen también a dos añejos reivindicadores –Gordillo y Cañamero, que de duros y respetables “revolucionarios” han quedado reducidos a simples vividores de la política, “okupantes” de fincas ajenas y salteadores impunes de supermercados– pretendiendo ahora declarar ¡la independencia de Andalucía! Éramos pocos y parió la abuela. No ajenos al ingenuo proyecto infantiano del “anfictionado de los nueve estados provinciales soberanos andaluces incluyendo a Marruecos”, estos pretenden ahora “liberar”, junto a nuestra tierra, a Murcia, el Algarve y el Rif, y menos mal que no se les ha ocurrido incluir en su mapa libertario a Gales o Wisconsin. Da pena mirar hacia atrás para ver cómo se va pudriendo fatalmente el pasado, pero no hay otro remedio que hacerlo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

limpiar formularioMostrar los comentarios de la entrada

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.