Se niega la Junta a dar a la oposición el informe de Gobernación que advierte sobre la ilegalidad de las eventuales fusiones de Mancomunidades y sigue adelante con su proyecto de crear “la suya”, fundiendo la de Aguas de la Costa con la de Aguas del Condado. Y es inconcebible que un documento de esas características no se entregue de inmediato a quien legítimamente lo exija a la Administración, sobre todo si es para evitar que se acabe perpetrando una ilegalidad sin remedio. La Junta hace en Huelva una cerrada política de partido, incluso cuando debe pasar sobre el dictamen de sus propios expertos, idóneos cuando eximen de responsabilidad a Chaves en su ‘caso’, por ejemplo, pero no cuando tuercen algún ambicioso proyecto.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

limpiar formularioMostrar los comentarios de la entrada

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.