De nada sirven los retorcimientos a la hora de interpretar los datos estadísticos del paro que suministra el Servicio Andaluz de Empleo (SAE), es decir, la propia Junta. Defender el pírrico descenso del desempleo, como ha hecho el inefable consejero del ramo, no es sino contribuir a la confusión una vez que sabemos que, desgraciadamente, Andalucía alcanzará a fin de año el nivel más bajo de su historia, un 30 por ciento de la población activa. Y en Huelva, ni siquiera eso, puesto que ha aumentado el paro en junio casi un 37 por ciento respecto al mismo mes del año anterior. La delegada haría bien en rebañar soluciones en vez de darle inútiles vueltas al manubrio. Al menos ella, porque del consejero, mejor no hablar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

limpiar formularioMostrar los comentarios de la entrada

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.