Poco ha trascendido en España el giro radical que ha dado el negocio de la pandemia de la gripe A. Algún busto parlante y poco más, para un asunto que amenaza con convertirse en un desastre psicólogo frente a la clase política que se ha dejado engañar por el inconcebible plan de la farmaindustria hasta desatar una autentica psicosis frente a la amenaza de la llamada gripe A. Ni siquiera nos hacemos eco del debate europeo iniciado por las terminantes declaraciones del epidemiólogo Wolfgang Wodarg, presidente del la Comisión de Salud del Consejo de Europa, denunciando sin ambages una campaña organizada por el lobby de los laboratorios y difundida por la OMS contando con la ingenuida de los responsable políticos, unas declaraciones en que las que se asegura que todo ha sido un cuento de unos fabricantes que cuentan en la OMS con una representación poderosa. Ya hay peticiones urgentes para que se abra una comisión investigadora en la Comisión Europea y averigüe cómo se ha tramado canallescamente esta campaña de pánico planificad. ¿Será posible, podrá llegar hasta ese punto el afán explotador del Mercado, tan indefenso está el poder político (y la comunidad científica, todo hay que decirlo) ante las argucias de esos desalmados mercachifles? La gripe A ha causado una décima parte de muertes que suele causar la gripe estacional, pero los Gobierno se han empeñado hasta las cejas, en plena crisis, y con un criterio difícil de reprochar. ¿No habría que organizar legalmente una sanción que implicara la restitución de tanto beneficio a una industria que acaba de probar su absoluto desprecio por la población?

 

Cuesta creer esta historia en pleno siglo XXI a no ser que aceptemos, una de dos, o la plena capacidad embaucadora de la farmaindustria o el entreguismo de las instancias políticas, pero la realidad es que un  impenetrable silencio rodea a esta noticia escandalosa que ha mantenido en vilo a la opinión durante casi un año. Para el ciudadano, aparte ya del peligro felizmente negado, subsisten ahora dos dudas tremendas, a saber, la de si puede fiarse del máximo organismo sanitario mundial, la OMS, y la de si nuestros gobiernos son, en definitiva, tan pardillos como para aterrarnos y arruinarnos por una simple maniobra publicitaria de los mercaderes del miedo. No habrán escuchado ustedes una palabra de los responsables que nos recomendaban hasta antier mismo lavarnos las manos y suprimir el beso mientras se gastaban a ciegas, por lo visto, lo que no teníamos. La gripe A ha matado poco pero ha destruido la confianza pública. El cuento del pastor y el lobo se nos representa como una aterradora amenaza.

9 Comentarios

  1. ¿Estaba cantado, me parece a mí. El gran Galenillo, que últimamente no aperece por aquí como tantos “vacacionantes”, me lo advirtió con seguridad cdesde el primer momento. Háganle caso a ese cátedro cuando opine sobrematerias médicas. Y ánimo, que nos quedamos solos.

  2. El silencio de muerte (nunca mejor dicho) se cierne igualmente hoy en día sobre el problema que afecta a Muface, el sistema que desde 1975 presta asistencia a los funcionarios, y que tanto contribuye a descargar de pacientes a la saturada Sanidad pública, que ahora corre un serio peligro de muerte. Y no será que no se hable de ello porque no afecte a centenares de miles de familias.

    Puede verse en

    http://futurospolicias.blogcindario.com/2009/11/02318-el-gobierno-deja-herida-de-muerte-a-la-sanidad-de-los-funcionarios.html

    Y yo me pregunto, ¿por qué no extender el privilegio de una buena parte de los funcionarios, civiles y militares, al resto de la población? Al fin y al cabo, como la educación concertada, es mucho más barata la sanidad privada bien controlada por el Estado.

  3. Sí don Chic, las entidades colaboradoras de la Seg. Social funcionaron mientras fue un negocio redondo. Después las liquidaron a pesar de estar contempladas en los convenios colectivos. No sueñe con una inversión de la tendencia.
    ***********************

    La tropa que nos gobierna nunca se molesta en poner coto a los grandes que nos estafan ni a la clara evasión de impuestos de las grandes fortunas, si acaso con alguna ley que se quede en los titulares que genere. Sólo se preocupan de apretar al ciudadano.

    La recaudación ejecutiva de las multas, el tráfico de datos personales, los abusos de las operadoras de telefonía, el canon de la SGAE, la nueva ley de cierre de webs, los acuerdos entre los distribuidores de combustible, las subidas arbitrarias de la electricidad, la publicidad indeseada a través del teléfono… forman una cadena de indefensiones a las que la incompetente autoridad ni se molesta en intentar ponerle freno.

    No crean que no es posible que lleguemos a lo de Venezuela.

  4. Hace años que escribí en este blog que Rumasa, la herencia del Duque de Hernani, la ONCE y La industria Farmaceutica son los tabúes más temibles de los herederos del franquismo.
    Se han desviado miles de millones de los beneficiados de estos “casos”, hacia los inmorales partidos políticos y particulares personajes del Estado.

    Personalmente, gracias a la labor de la benedictina Teresa Forcades, son muchos los cientos de miles de espayoles que no han seguido la directrices de vacunaciones masivas.

    ¡Que se vacunen todos los profesionales de la política y los sindicatos apesebrados! que son los que infectan el país de inmoralidad.

  5. Lo siento pero yo no me lo creí. Lo que sí me parece terrible es que los gobiernos o fueron cómplices o se dejaron embaucar. Nuestro presi les devuelve no se cuantas vacunas a los laboratorios. Cuando de veras llegue una gripe mortal nadie se lo va a creer, pero desde Chernobil no me creo nada de lo que cuentan.
    Besos a todos.

  6. No daría crédito de no leerlo en fuente tan segura. Me siento abrumado al comprobar hasta donde llega la ambición y la insolidaridad humana. Creo que este puede ser uno de la asuntos más tristemente descalificador del sistema de Mercado pero también de la misma confianza que es imprescindible conservar en el ser humano.

  7. Me complace comuncarles que la Justicia hafallado por segunda vez a favor de los periodistas de el Mundo de Andalucía contra los quse había querellado Chaves y unos cuantos de su cuerda. ¡Loada sea la Justicia pro una vez! Pero tiene gracia que la Justicia dena recrodarle a un político profesional que la libertad de información es legítima e intocable cuando se lleva a cabo con la diligencia debida.

  8. complot, compinches, socios, también se comentó en su día semejante noticia en relación con el sida, y aunque se encomiende al lobo guardar a las ovejas, a ver quien le descubre el cascabel

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

limpiar formularioMostrar los comentarios de la entrada

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.